banner-agroponiente
Frutos rojos

Los ayuntamientos del Jerte recuerdan que las cerezas no son para la basura

200 euros es la sanción prevista para los fruticultores que arrojen cerezas no aptas al comercio a los contenedores de basura. Los ayuntamientos del Valle del Jerte recuerdan que hay sitios específicos para arrojar la cereza no apta para el consumo.

Varios municipios de la comarca cacereña del Valle del Jerte, que se encuentran inmersos en la campaña de recogida de la cereza, han recordado a los agricultores que no está permitido arrojar cerezas de destrío a los contenedores de basura.

Tirar cerezas no aptas para el comercio a la basura es una acción castigada con una multa de 200 euros.En este sentido, varios ayuntamientos jerteños han emitido distintos bandos en los que se señala que está totalmente prohibido tirar las cerezas de destrío en zonas públicas y contenedores de cualquier tipo, así como en caminos, cunetas y el campo, bajo sanción de 200 euros.
Los consistorios han hecho un llamamiento a la responsabilidad ante el hecho de que los contenedores se pueden convertir en un foco de mosquitos y de malos olores con la putrefacción.