Nacional

Instituto Cultura Gastronómica e IGP Ajo Morado unen sus fuerzas

Han ratificado un convenio de colaboración para potenciar y visibilizar este producto de calidad a través de distintas actividades tanto dentro de la región como en foros nacionales e internacionales.

Los firmantes han informado de que el acuerdo ha sido rubricado por el presidente del Instituto de Cultura Gastronómica, Antonio Mateos, y la presidenta de la IGP, Elena Mesas.

En virtud del convenio, las dos instituciones colaborarán en la potenciación del ajo morado de Las Pedroñeras y su cultura entre los escolares, con la difusión del conocimiento y sus usos entre los jóvenes y los docentes.

Asimismo, darán a conocer el ecotipo ‘Morado de Las Pedroñeras’ como sinónimo de calidad para el cliente y el profesional de la gastronomía y la hostelería.

Tras la firma del convenio, Antonio Mateos ha destacado que uno de los objetivos del Instituto de Cultura Gastronómica es la difusión de los productos de calidad de la región como el ajo morado de Las Pedroñeras, el cual ha definido como “un cultivo social que fija población en las zonas rurales y un producto de calidad ligado al territorio castellanomanchego”.

De igual forma, Mateos ha subrayado la tarea que el Instituto desarrolla para contribuir a “potenciar la despensa y la cultura gastronómica de Castilla-La Mancha” sobre todo entre los más jóvenes, incluida la asociada al ajo morado de Las Pedroñeras, su cultura, su cultivo y su dimensión económica en los pueblos en los que se produce como cultivo principal.

Además, ha hecho hincapié en el papel que ejerce la mujer rural dentro del mundo del ajo morado de Las Pedroñeras, cuya visibilidad es también objetivo principal del Instituto.

Por su parte, Elena Mesas ha coincidido en valorar la labor que el Instituto realiza en la promoción de la gastronomía en general y de la región en particular, y ha considerado que esta alianza “ayudará a llegar a nuevos sectores del consumidor como los alumnos de los colegios y de la Universidad”.

Este ha sido el primer convenio de colaboración que ha firmado el Instituto de Cultura Gastronómica de Castilla-La Mancha tras su reciente registro y después del obligado parón impuesto por la situación sanitaria.

Y la colaboración con la IGP se materializará en un próximo taller gastronómico en una universidad madrileña, donde Cuenca y el ajo morado de Las Pedroñeras serán protagonistas de una de las jornadas.