banner-huercasa
Ecológico

El protocolo de huella hídrica llega a reducirse un 64% en uva

Los protocolos de huella hídrica no son muy explotados entre las empresas españolas pero la firma murciana Paloma expone su panel de beneficios.

El III Simposio de Agricultura Ecológica sirvió ayer para exponer diferentes grados de sostenibilidad con el entorno.

La huella hídrica es una herramienta no muy usada por las empresas. La firma murciana Grupo Paloma lleva más de cuatro años con el certificado de huella hídrica.

El objetivo es “mejorar los consumos de agua y reducir la huella hídrica”, expuso Ana Hernández, directora de Producción del Grupo Paloma durante el III Simposio de Agricultura Ecológica.

La profesional expuso las ventajas y algunos detalles de la huella hídrica como la medida de la huella en función de los niveles productivos.

“Cuando la producción es baja, la huella hídrica aumenta”, expuso Hernández.

La directora de Producción de la firma murciana apuntó que en experiencias en uva y en melocotón han conseguido reducir la huella hídrica en un 64 y en un 32 por ciento, respectivamente.

Hernández también señaló que para reducir la huella hídrica instalaron las placas solares en los embalses y balsas de la empresa, con el objetivo de reducir la evaporación del agua en las balsas.