Última actualización
Hortalizas y verduras

El Ajo Morado de Las Pedroñeras se promociona en Madrid

El Ajo Morado de Las Pedroñeras (Cuenca) se está promocionando durante este viernes y sábado en el Mercado de Chamartín, en el de la Prosperidad y en el de Las Ventas de la capital madrileña, para dar a conocer este producto a consumidores y clientes.

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) ha informado en un comunicado de que, dentro de las actuaciones de promoción del ajo morado, se ha marcado como objetivo llevar este sello de calidad de forma directa al consumidor para formar e informar acerca de cómo diferencia este producto, «con distintas propiedades y beneficios culinarios», de otras variedades.

En estos mercados, que se incluyen en la Federación de Comercio Agrupado y Mercados de la Comunidad de Madrid, se enseñará a diferenciar las etiquetas y buscar el distintivo de calidad europea y el logo de la IGP, para evitar así el fraude o la compra de imitaciones.

Además, también se va a divulgar las peculiaridades del ajo morado, cuyo distintivo principal va por dentro, ya que cuenta con la primera capa de piel exterior blanca, mientras que la que envuelve los dientes homogéneos y blancos es de un color morado intenso.

En este punto han explicado que la mayor confusión se da con el Ajo ‘Spring violeta’, una variedad temprana originaria de China y de un característico color violeta en forma de estrías que recubre sus pieles exteriores, pero del que se necesita más cantidad al cocinar para aportar el mismo sabor.

A lo largo de dichas jornadas, se repartirán regalos entre los nuevos seguidores en redes sociales y se podrá participar, optando a premios, en un juego de realidad virtual para conocer más sobre el origen y proceso que se lleva a cabo con el producto hasta que llega a la mesa.

Asimismo, durante estos días y en colaboración con las fruterías de estos mercados, los clientes que se hagan con esta variedad obtendrán un obsequio.

La IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras es la única figura de calidad que reconoce al ajo con este distintivo de calidad europeo, considerado «como un antibiótico natural y cuyo sabor cunde el doble», ya que es el más apreciado en la cocina por su intenso aroma, picor, sabor característico y mejor conservación, todo ello debido al gran contenido en alicina.