Última actualización
Nacional

Grupo AN facturó el pasado ejercicio 1.353 millones, un 17 % más

La cooperativa agroalimentaria Grupo AN, con sede en Tajonar (Navarra), registró en el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio de 2019 una cifra de negocio de 1.353 millones de euros, frente a los 1.157 del ejercicio anterior, lo que supone un aumento del 17 %.

Este aumento, según se ha puesto de relieve en la asamblea general anual del grupo, a la que han asistido 450 personas, se debió al incremento de la actividad con las cooperativas socias y al crecimiento de todas las secciones, entre las que destacan Cereales, Hortícola y Suministros Agrarios.

Durante el periodo, el Grupo AN, que cuenta con 160 cooperativas socias en las que se integran cerca de 42.000 agricultores y ganaderos españoles, ha pasado de 1.640 a 1.681 trabajadores, un 2,5 % más.

Los recursos propios se incrementan en un 6,9 % y alcanzan los 120,33 millones de euros, frente a los 112,53 del ejercicio anterior.

Entre las inversiones realizadas en el ejercicio, destaca el Centro de Producción de Semilla Certificada de Villamartín de Campos (Palencia) con un presupuesto de 2,5 millones de euros, y los nuevos centros para el almacenamiento de cereales en las localidades leonesas de Urdiales del Páramo y San Pedro Bercianos, cada uno con un presupuesto cercano al millón de euros.

En la asamblea se han celebrado elecciones para renovar a la mitad del Consejo Rector del Grupo AN. En concreto, los cargos de vicepresidente, secretario, vocales de la Zona de Tudela, Zona de Tafalla, Zona Duero, Zona Norte, Zona Tajo-Guadiana y Porcino, además de los tres interventores.

El presidente del Grupo AN, Francisco Arrarás, ha afirmado en su intervención en la asamblea que, en unos mercados cada vez más competitivos, con márgenes más reducidos en todos los sectores de actividad, han sido capaces «de seguir creciendo, aumentar la facturación, incrementar los beneficios, que revierten en las cooperativas socias, fortalecer los recursos propios, crear empleo y mantener la capacidad de inversión».

Arrarás has subrayado que los retos a los que se enfrenta el sector «no son pocos ni menores» y el relevo generacional es uno de ellos. En este sentido, ha declarado que «apostar por el sector agroalimentario es apostar por la vida del mundo rural, la vida de nuestros pueblos y de nuestra gente».

Otro reto son «los nuevos hábitos alimenticios, las exigencias de la sociedad en cuanto a los medios de producción y al uso de los recursos», ha agregado Arrarás, quien ha considerado que «solo desde la innovación vamos a ser capaces de dar una solución válida y duradera».

Tras resaltar que «partimos de una buena situación, pero no podemos quedarnos quietos», Arrarás ha indicado que «solo con el trabajo en común, con la confianza mutua y el compromiso firme seremos capaces de seguir creciendo y ofreciendo valor a la sociedad».