banner-huercasa
Frutas

UAGA prevé una cosecha de fruta en Aragón un 15 % inferior a la de 2019

La organización agraria UAGA prevé una cosecha de fruta de hueso un 15 % inferior a la de 2019, de unas 530.093 toneladas, debido a las inclemencias meteorológicas durante la primavera, pero también por la reducción de la superficie cultivable dedicada a frutales en un 3,52 %.

En España, la totalidad de la superficie plantada de melocotón, nectarina, albaricoque, cereza, ciruela, manzana y pera, según los datos del Ministerio de Agricultura, asciende a poco más de 190.000 hectáreas, de las que 37.033 se localizan en Aragón, la mayor parte en las comarcas de Valdejalón, Bajo Cinca, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña y La Litera.

Por producciones, en el melocotón y la manzana la superficie cultivable ha disminuido casi un 10 % mientras que la de la cereza ha aumentado algo más de un 9 %, con respecto a 2017.

Como ha explicado en rueda de prensa telemática el secretario provincial de UAGA Zaragoza, Toño Romé, en Aragón se espera una cosecha de cereza de alrededor de 29.000 toneladas, un 30 % menos, porcentaje que en zonas como Calatayud, debido al pedrisco, se incrementa hasta un 50 % en el caso de las variedades tempranas mientras que las pérdidas en las tardías alcanza el 20 %.

En albaricoque también se calcula un descenso en torno al 20 % sobre todo en las variedades tempranas, con una cosecha de unas 17.000 toneladas.

En ciruela se recolectarán cerca de 11.000 toneladas, un 3 % menos que el año anterior, mientras que en melocotón y nectarina las 350.000 toneladas que se esperan suponen una disminución de la cosecha de un 13 % de media con respecto a 2019.

Alrededor de 49.000 toneladas

Las cerca de 49.000 toneladas de pera que se calculan son un 10 % menos, debido al mal cuajado y la piedra, y en manzana la merma alcanzará aproximadamente el 18 % con una cosecha de 76.000 toneladas.

Dado que la caída de la producción va a ser general en España y Europa y que en Italia, el principal competidor de Aragón, puede ser de hasta un 25-30 %, es por lo que UAGA confía en una buena fluidez en la exportación y unos buenos precios para que no se reduzcan también los beneficios ya que este año los agricultores asumen además un incremento del 30 % de los costes por las medidas de seguridad derivadas de la covid-19 que han tenido que aplicar a la mano de obra, como ha explicado Oscar Moret, responsable del sector de la fruta de UAGA.

También reclaman evitar la especulación en la cadena, tanto en el ámbito del Estado como a nivel de la UE, denegar nuevas concesiones en el sector de frutas y hortalizas en el marco de acuerdos bilaterales entre la UE y otros países, desarrollar aún más en el sistema de seguros y mejorarlo y en la negociación de la PAC que la administración se posicione claramente a favor del modelo de agricultura que defiende UAGA: la explotación agraria familiar .

En el ámbito de la contratación, el responsable del Área de Relaciones Laborales de UAGA, Vicente López, ha incidido por su parte en las «duras condiciones» y la «complicada» situación con que han afrontado la actual campaña de recogida de fruta en cuanto a mano de obra y el temor a los contagios por coronavirus.

Campañas de Aragón

Durante el primer trimestre del 2020 la contratación, según UAGA, ha sido superior a los años 2016, 2017 y 2018, pero algo inferior al 2019.

En los meses en los que comienza la contratación para las campañas en Aragón, la variación ha sido positiva con respecto al 2019 en abril y prácticamente igual en el mes de mayo.

En abril, se ha producido la mayor contratación de trabajadores de los últimos 5 años (6,65 %), lo que UAGA ha atribuido al temor de no encontrar trabajadores en los meses siguientes por la alerta sanitaria y que ha obligado a los empresarios a tener empleados disponibles en el momento en el que los precisasen y es a lo que creen que se debe el descenso del 10 % detectado en mayo en la provincia de Huesca, donde sólo ha habido una variación positiva en abril comparado con el año anterior.

En la provincia de Zaragoza, durante el primer trimestre, la variación ha sido negativa comparada con el año 2019, pero prácticamente insignificante. En abril se ha producido un repunte del 9,83 % y en mayo de un 4,26 %.

En la provincia de Teruel, durante el primer trimestre del 2020 la variación de altas ha sido negativa, pasando del 7 % en los dos primeros meses, con un remonte en mayo positivo del 3,88 %.

En conjunto de Aragón, un 80 % de los contratados son hombres, frente al 20 % de mujeres, mientras que los trabajadores extranjeros representan un 70 %.