Hortalizas y verduras

Termina la campaña de “Alcachofa de Tudela” con más comercialización

INTIA ha dado por finalizada la campaña de la "alcachofa de Tudela" y calcula, una vez verificada la superficie cultivada y certificado el producto recogido, que se ha comercializado un 5 % más.

Según datos del Consejo Regulador, 89 agricultores han estado inscritos en esta campaña con un total de 699 hectáreas, 8 empresas han comercializado en fresco alrededor de millón y medio de kilos y 11 han elaborado alcachofa en conserva con alrededor de un millón de kilos certificados.

Con estos datos, Ana Juanena, directora de certificación de INTIA y secretaria del Consejo Regulador, valora el esfuerzo realizado para aumentar la cantidad de alcachofa comercializada a pesar de que no ha sido una campaña de producción por parcela muy alta y de que la superficie cultivada ha disminuido con respecto a otros años.

Para que la alcachofa fresca pueda ser comercializada como “Alcachofa de Tudela”, además de ser la variedad “blanca de Tudela” y estar cultivada en parcelas previamente inscritas, debe cumplir con todos los requisitos de calidad exigidos en el pliego de condiciones: fresca, sin señales de heladas, con la forma típica de la variedad, homogénea o con las brácteas apretadas, por citar algunos de los condicionantes.

Por ello, para poder verificar que los operadores cumplen, INTIA realizar inspecciones de manera periódica durante la campaña realizando controles de calidad y verificando la trazabilidad.

Al igual que ocurre con la alcachofa en fresco, INTIA es quien realiza los controles para verificar el cumplimento del pliego de condiciones en la conserva, en este caso proceder de parcelas inscritas y que la conserva se elabore en una de las 11 empresas inscritas.

En cada una de las inspecciones que se realizan se toman muestras para control de calidad, se verifica también la trazabilidad y se comprueba que en el proceso no se han añadido acidulantes o correctores de la acidez, lo que permite mantener el sabor natural del producto aunque pierda algo de textura por el tratamiento térmico que se le da.

La “Alcachofa de Tudela” fue reconocida e inscrita en el Registro comunitario de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas en el año 2001 y es una de las marcas de calidad amparadas bajo la enseña Reyno Gourmet.