banner-huercasa
Nacional

Agricultores deben reclamar la formalización de contratos ante el inicio de la campaña

El cambio en el modelo de comercialización es vital para el sector en las condiciones de comercialización actuales, dado que el agricultor es el único que pierde ante crisis de precios como la ocurrida la pasada primavera.

COAG Almería reclama, ante la planificación de la siguiente campaña, la formalización de contratos como única vía de protección frente a las crisis de precios que han ocurrido en la campaña de primavera en las que se han llegado a registrar fluctuaciones de hasta el 1.000% en 48 hora, como se refleja en el gráfico.

COAG Almería considera que no solo es fundamental el cambio en el modelo comercializador, que se viene poniendo en práctica desde antiguo en la provincia, con siembras a ciegas y sin planificación, sino que de esta transformación depende la supervivencia del sector agrario y de los agricultores almerienses.

“Es precisamente desde el campo -indica Andrés Góngora Belmonte, Secretario Provincial de COAG Almería y Responsable Nacional de Frutas y Hortalizas-, desde donde se debe imponer esa nueva manera de trabajar pues somos los agricultores los más perjudicados de toda esta situación. El resto de eslabones de la cadena se aseguran su margen de beneficios mientras nosotros nos vemos sometidos a la incertidumbre de los precios cuando en realidad lo que reclamamos es una rentabilidad en las producciones estable”.

En el momento actual, en el inicio de la campaña de otoño 2021, y ante la consabida inestabilidad permanente de cada temporada, es necesario plantearse la planificación de la misma con contratos cerrados desde el primer día de siembra a través de comercializadora, OPFH, cooperativa o la entidad que se prefiera.

“Los agricultores somos la pieza fundamental en el cambio y quienes debemos reclamar su materialización porque somos los únicos que perdemos ante crisis como la acontecida con los precios la pasada primavera y, además, somos los únicos que asumimos los riesgos. Por eso es fundamental el cambio en la forma de planificar las campañas y dentro de esa transformación, los contratos son piedra angular de la misma”, continua matizando Góngora Belmonte.

Es, por tanto, fundamental la planificación comercial de las cosechas más allá de las OPFH, en las que se está obligado a participar por normativa. Al igual que resulta vital en la actualidad afrontar este cambio al amparo de la Ley 12/2012 de la Cadena Alimentaria, actualmente en pleno vigor aunque en proceso de renovación, donde se estipula la obligatoriedad de los contratos en las transacciones comerciales.

Por otra parte, las modificaciones de dicha Ley se resolverán durante los últimos meses del año, habilitando al agricultor de armas para poder protegerse frente a incumplimientos o abusos de poder. Una defensa que desde COAG Almería también se está habilitando al poner a disposición del agricultor modelos de contrato ‘tipo’ a los que pueden recurrir ante la nueva campaña. Formar parte de la Ley de la Cadena puede convertirse en una ventaja en manos de los agricultores, quedarse al margen de ella implica para las cosechas la desprotección e injusticia.

Así también corresponde a las comercializadoras diseñar unas líneas de contrato estables para la venta del producto tanto si el mismo está dentro de una OPFH como si no está dentro de ella, como manera de luchar contra la ya mencionada incertidumbre de los mercados.