banner-huercasa
Internacional

Las manzanas británicas dejan de ser competitivas

Los británicos dejan de exportar fruta de pepita porque sus números de costes se han disparado durante 2021 y no consiguen entrar en los programas de las cadenas UE.

Hasta el mercado irlandés estaría en peligro, ya que las ofertas que llegan del Continente son más competitivas que la de las empresas productoras de Inglaterra.

Los costes de producción en fruta de pepita se han disparado en toda Inglaterra y en los últimos meses el precio del cartón se dispara entre un 25-30 por ciento; el del transporte en un 12 por ciento y el de la mano de obra no está aún cuantificado.

El ‘lobby’ inglés de la fruta de pepita –British Apples and Pears– señala que “estamos ante una combinación muy peligrosa, donde suma la inflación laboral, los costes del Covid 19 y el propio Brexit”.

Y a todo lo anterior se suma que no hay manzanas, por lo que se prevé más entrada de fruta importada en este otoño.

La campaña de manzana y pera británica se abre oficialmente el 4 de octubre de 2021 y el lobby British Apples and Pears se pone en manos del chef Raymond Blanc para elevar la moral y las ventas entre los consumidores británicos.

El chef Blanc demuestra su nacionalismo cuando señala que en el Reino Unido se producen algunas de las mejores variedades de manzanas y peras del mundo.

Hay preocupación entre las empresas británicas y por este motivo se están movilizando diferentes acciones promocionales para que las ventas no se estanquen y para que los británicos no se lancen a por la manzana UE, más competitiva en este 2021.