banner-huercasa
Hortalizas y verduras

La subida del 20 % del seguro de ajo puede reducir la producción, según Anpca

La subida del 20 % de la línea de seguro para el cultivo del ajo, cuyo plazo de contratación finaliza el próximo 31 de enero, va a suponer un recorte importante de los márgenes de producción que puede que tenga impacto negativo en la producción final.

Así lo ha asegurado el director de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (Anpca), Luis Fernando Rubio, quien ha lamentado que Agroseguro haya programado además otra nueva subida, también del 20 %, para la próxima campaña.

A su juicio, el productor de ajo no puede permitirse la no contratación del seguro ya que la inversión inicial que realiza cada campaña es muy elevada, de entre 6.000 y 8.000 euros por hectárea.

Rubio ha anunciado que su organización ha solicitado al Ejecutivo de Castilla-La Mancha -principal región productora- la creación de un grupo específico que estudie una posible adaptación de la línea propuesta por Agroseguro a la realidad actual del cultivo.

Ha avanzado que el sector productor pedirá a Agroseguro que “diluya en el tiempo” la subida de la campaña 2020/21 para que los productores puedan asimilarla.

El aumento del coste del seguro se produce tras una alta siniestralidad por la lluvia en la campaña de ajo 2017/18 que disparó las compensaciones de Agroseguro a los agricultores, de acuerdo a sus datos.

España cuenta en la actualidad con más de 25.000 hectáreas dedicadas a la producción de ajo, de las que 19.000 están en Castilla-La Mancha y el resto repartidas principalmente por Andalucía y Castilla y León.

La siembra esta campaña comenzó con las variedades tempranas andaluzas a finales de septiembre y finalizará en la zona centro a mediados de febrero con el ajo morado; las primeras cosechas se prevén para mayo y las últimas para finales de junio y principios de julio.