sakata-magia
Internacional

Greenyard se despide del Reino Unido por el Brexit

El grupo belga anuncia la venta de la filial Greenyard Fresh UK que sólo afecta al negocio de los productos frescos.

La multinacional belga anunció hace 6 días que dejaba su filial de frescos del Reino Unido con sede en Spalding debido a la presión del Brexit y a un mercado especialmente duro en la actualidad como el británico.

Y es que la firma ve «poco espacio para un crecimiento rentable en un mercado maduro que también está bajo presión del Brexit y el suministro y con interrupciones de la cadena», señalan desde la comercializadora.

Greenyard está buscando comprador a esta plataforma que se dedica a la importación de la gama de hueso, fruta de pepita, tropicales, uvas, melones, cítricos y hortalizas al comercio minorista del Reino Unido y a los mayoristas.

La sede de Greenyard en Spalding reúne a 220 personas y mientras se produce la salida, «nuestros clientes estarán cubiertos y no tendrán problemas de abastecimiento», señala Giles Armstrong a FPJ.

Greenyard factura sobre los 70 millones de euros en el departamento de frescos en el Reino Unido, un porcentaje minoritario sobre el negocio hortofrutícola en el Reino Unido.