banner-sakata
IV Gama y procesados

Florette comienza la construcción de su séptimo centro de producción

La empresa navarra iniciará la construcción de sus nuevas instalaciones en Tortosa (Tarragona) durante la semana del 29 de junio.

Florette, empresa navarra especializada en vegetales frescos y listos para consumir, ha anunciado el inicio de las obras de su séptimo centro de producción en el país. Esta misma semana se comenzará con el movimiento de tierras la construcción de las nuevas instalaciones en Tortosa (Tarragona) que, según lo previsto, comenzarán a funcionar durante la primavera de 2021.

Con la construcción de este nuevo centro se generarán cerca de 200 puestos de trabajo directos que contribuirán a la creación de empleo local. En una situación como la actual, en la que las cifras del paro han aumentado a causa de la crisis provocada por el COVID-19, Florette confía en ayudar a promover y reactivar la economía de la zona.

Este nuevo centro de producción, que es una muestra más de la consolidación de la empresa, contará con una inversión inicial de 13 millones de euros. La planta estará ubicada en el polígono Catalunya Sud de Tortosa y se dedicará a la producción de ensaladas y verduras. En total, esperan elaborar al año unos 25 millones de ensaladas y verduras listas para consumir. La empresa encargada del proyecto de estas nuevas instalaciones es Construcciones Ecay y la compra de los terrenos se ha realizado a Incasòl (El Instituto Catalán del Suelo).

La sostenibilidad, eje estratégico para Florette, jugará un papel fundamental en este nuevo centro de producción, que trabajará con energías renovables, con un modelo de recuperación de agua y con eficiencia energética basada en el autoconsumo. Además, se basará en el concepto de industria 4.0 y se enfocará en una mayor eficiencia de los recursos y de adaptación a las demandas.

El centro de producción de Tarragona se sumará a los ya existentes en Navarra, Cuenca, Toledo, Murcia y Gran Canaria. Gracias a la cercanía de estos centros de producción y de los campos de cultivo distribuidos por el país, los productos de Florette tardan solamente 24 horas en llegar de la huerta a las mesas de los hogares.