Frutas

Cereza del Jerte certifica 4,25 millones de kilos de picotas esta campaña

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha cerrado la campaña de 2022 con unas cifras de 4.250.000 kilogramos de las cuatro variedades certificadas de picotas: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés.

natural-tropic

Así lo ha confirmado la presidenta del Consejo Regulador, Clara Prieto, que ha subrayado que se han certificado 4,25 millones de kilos «de una excelente calidad».

«Esta campaña ha tenido menos kilos que los esperados en otros años, debido a una floración tardía como consecuencia de la irregularidad climatológica«, ha explicado Prieto.

No obstante, ha recordado que el objetivo de Cereza del Jerte para este año es que «el consumidor sepa distinguir entre la auténtica picota del Jerte y la cereza sin rabo que se comercializa con el nombre de picota, buscando, para ello, el sello de calidad de la DOP de España y de Europa, que aparece en la contraetiqueta».

En el Valle del Jerte cacereño, el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc.

Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Esto ocurre en gran parte por el especial cuidado y mantenimiento de los cerezos del valle y la recogida del fruto en la temporada que corresponde, lo que permite obtener unas cerezas y picotas más frescas que en los cultivos intensos de los invernaderos donde pierden gran parte de sus propiedades.