banner-huercasa
Industria auxiliar

La Tuta tiene un nuevo enemigo en Capsanem 1500

Además de los tratamientos fitosanitarios antes de plantar, el uso de las placas Horiver, confusión sexual, las sueltas de Nesidiocoris y cerrramientos y medidas culturales, Koppert está trabando en la aplicación de nemátodos para hacer frente a la Tuta.

Capsanem 1.500 es un producto biológico de Koppert, capaz de controlar las plagas de orugas y tipúlidos. Stenernema carpocapsae es el nematodo que se encarga de vigilar y exterminar dichas plagas.

“Steinerma carpocapsae puede usarse para el control de muchas plagas que asolan el campo y puede ser una buena herramienta contra la Tuta”, explica Julián Giner de Koppert durante el “Seminario FyH: Tuta absoluta, situación actual en el sureste penínsular”.

Para exterminar a sus presas, el método de acción de este nematodo es muy sencillo. El fitoparásito usa la estrategia denominada ‘de emboscada’. Por esta razón, es muy eficaz contra insectos móviles. Este espera a que pasen las larvas para atacarlas posteriormente. Entonces el nematodo tratará rápidamente de penetrar dentro de la larva por una abertura natural del cuerpo. En condiciones óptimas, tardará un par de horas y matará las larvas infectadas al cabo de 1-2 días.

Aunque, Capsanem puede infectar y matar muchas larvas de diferentes insectos “ el efecto depende en gran parte del tipo de insecto que se necesite controlar”, afirman desde Koppert.

Respecto a orugas, Capsanem se muestra eficaz contra las larvas que viven en el suelo y las hojas (orugas) de las mariposas y polillas perteneciente a la familia de los noctuidos.( familia ubicada dentro del orden Lepidóptera, abarca un total de 20.000 especies y se caracterizan porque sus adultos vuelan de noche y son de colores grisáceos u oscuro).

Para Giner las ventajas de Capsamen son numerosas. Es fácil de aplicar y no deja residuo posible, se puede combinar con insectos beneficiosos y un elevado número de productos químicos y por último es cien por cien biológico.

Por último destacar que Koppert comenzó la investigación para la suelta de Nesidiocoris tenuis en otoño de 2009 y las sueltas en semilleros, como estrategias para controlar la Tuta absoluta y la mosca blanca con resultados satisfactorios.