banner-huercasa
Nacional

Y en melón … ¿qué ofrece Rijk Zwaan?

La apuesta de Rijk Zwaan por el melón no ceja. Además de ofrecer 45 variedades de diferentes familias, la casa de semillas proyecta el concepto Ready to Eat en Galia y un Piel de Sapo que suma hectáreas en Senegal y ahora en La Mancha: Flechaverde RZ.

La gama de Rijk Zwaan no ceja y todas las familias de melón están representadas en Rijk Zwaan.

Entre la gama Piel de Sapo destaca Flechaverde RZ por ser variedad de referencia entre los productores y operadores de Senegal pero que empieza a sumar en La Mancha.

Flechaverde RZ está pensada para exportación por ofrecer un calibre entre 2,5 y tres kilos por pieza.

En el mismo segmento de Flechaverde RZ, se encuentra Galactus RZ para trasplantes de agosto en La Mancha con resistencia a Oidio y Pulgón. También Mesura RZ para trasplantes tempranos en Murcia y tempranos y tardíos en La Mancha con un calibre de 3,5 kilos a cuatro kilos por pieza.

Para ver, la nueva variedad de la familia mellissimo. Minithor RZ que destaca por tener resistencia a Oidio y Pulgón. Minithor RZ es una variedad pensada para el mercado internacional.

Rijk Zwaan ofrece en amarillo los conocidos Crucial RZ y Ducral RZ. Crucial RZ sirve para el mercado brasileño y para las plantaciones tempranas en España. La gama de Rijk Zwaan en amarillo es amplia tanto para el Norte de Africa -Kechal RZ o Azilal RZ- como para Brasil -Gladial RZ o Jadeal RZ-.

La principal novedad que lanza Rijk Zwaan es en Galia con un indicador para el corte bajo el nombre de ‘Ready to Eat’. Rijk Zwaan dispone de Galias aromáticos como Jucar RZ y otros conceptos de larga vida como Salmeron RZ, Tenorio RZ o Venus RZ.

Rijk Zwaan presenta como novedad en Charentais la gama ‘Ready to Eat’. Estos Charentais son larga vida con una coloración muy cremosa. Además Rijk Zwaan ofrece Charentais para el gusto francés en Arkadia RZ, Dibango RZ o Etchabi RZ y los Cantaloup italianos, caracterizados por su forma oval “para diferenciarlos de los Charentais de origen francés”, recuerda Bernardo Cuenca, coordinador de cultivo de melón y sandía en Rijk Zwaan.