banner-agroponiente
Hortalizas y verduras

Sedal F1 eleva el estándar de calidad y sanidad vegetal en pepino tardío

Esta variedad Q-verde de BASF cuenta con triple resistencia a virus de las venas amarillas, amarilleo y oídio, aportando además un calibre uniforme durante todo el ciclo.

Si eres productor de pepino y buscas producción y tranquilidad, Sedal F1 es tu mejor baza. Esta variedad de pepino largo tardío de BASF (trasplantes desde el 10 de octubre) puede ayudarte a lograr los mayores beneficios posibles. Pero, ¿cómo?

“Con Sedal F1 mejoramos la sanidad de planta y, sobre todo, la calidad de fruto con respecto al resto de variedades comerciales del segmento tardío”, afirma Antonio Manuel Alonso, Senior Sales Specialist de pepino de BASF, quien detalla que cuenta con tiple resistencia a virus de las venas amarillas (CVYV), amarilleo (CYSDV) y oídio, además de tener un buen comportamiento frente a Micopharella.

Sedal F1 es una variedad vigorosa, planta fuerte y vegetativa, idónea para el cultivo en invernaderos altos y con baja humedad relativa. Pero si destaca por algo es su calidad de fruto. “Sus pepinos son muy oscuros, brillantes, sin cuello de botella y, además, mantienen el calibre durante todo el ciclo, la mayoría de las variedades que hay en el mercado tienen frutos muy cortos o muy largos, con mucho cuello”, señala Alonso.

Sedal F1 es una variedad Q-verde, sello de BASF que identifica a los pepinos en las distintas tipologías con ‘excelencia en calidad de fruto’, aportando a su vez una gran postcosecha.

BASF ha organizado una serie de visitas para grupos reducidos de productores y comercializadores, adaptándose así a las medidas de seguridad actuales, para mostrarles, además, la versatilidad de Sedal F1. “Los agricultores están obteniendo muy buenos resultados en plantaciones desde Motril a Roquetas de Mar”, concluye Alonso.