banner-huercasa
Nacional

Sigue la incertidumbre por la falta de mano de obra en las campañas de fruta y ajo

Productores y exportadores de fruta de hueso, especialmente de Aragón y Cataluña y de ajo y cebolla, mantienen la incertidumbre ante la falta de mano de obra estacional en la actual campaña, debido a las restricciones de movilidad sobrevenidas con la COVID-19.

En Aragón y Cataluña ya se están llevando a cabo las tareas de aclareo —quitar ramas a los árboles para que los frutos consigan mayor volumen— de la fruta de hueso, que se extenderán al mes de mayo, y en junio se prevé que comience la recolección cuando el problema por la falta de personal se agudizará.

En la pasada campaña y según el Comité de fruta de hueso de FEPEX, el 55% de los trabajadores procedían de la UE y de este porcentaje el 49% corresponde a trabajadores de Rumania, que en esta campaña no pueden viajar a España. El 30% corresponde a trabajadores de países terceros y el 15% a españoles, que proceden en un gran aparte de provincias diferentes donde se encuentran las explotaciones.

La campaña de ajo, que comenzará a primeros de mayo en Andalucía y seguirá en Castilla-La Mancha, primera comunidad autónoma productora también se verá afectada por la falta de personal, según ANPCA.

FEPEX valora la aprobación por parte del Gobierno de medidas para favorecer la contratación temporal de trabajadores, a través del Real Decreto de Medidas Urgentes en materia de empleo agrario, pero esta normativa introduce requisitos restrictivos para la movilidad, que impiden que se mantengan los flujos de habituales de otras campañas y de movilidad entre temporeros de distintas comunidades autónomas.

Otro de los problemas de ámbito laboral que está provocando la pandemia es las dificultades de transporte de los trabajadores agrarios, ya que las medidas de seguridad, que por otro lado son necesarias para preservar la salud en estos momentos, limitan mucho la capacidad de los vehículos que acceden a las explotaciones agrarias y almacenes, suponiendo un gasto adicional para los productores.