banner-sakata
Nacional

Paro agrario en Almería por bajos precios y los acuerdos con terceros países

Ha partido desde el Parque de las Almadrabillas de la capital para reivindicar la supervivencia del sector con medidas para controlar la crisis de precios y contra la falta de control en las fronteras de las exportaciones de Marruecos.

El sector agrícola de Almería ha vivido una nueva movilización con un paro agrario y una manifestación organizada por COAG, UPA, Asaja y cooperativas agroalimentarias de Almería.

El presidente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (Coexphal), Juan Antonio González, ha asegurado que por parte de la administración «no se ha hecho absolutamente nada, ni con el tema de agua, ni chabolismo, ni nada con el reetiquetado». «Al no hacer nada no sabemos ya a dónde correr y se nos complica la situación con el aumentos de los costes», ha incidido.

«Nos están machacando, en Almería ya hay en torno a 1.000 hectáreas menos de tomate, que vamos a derivar a otros productos que vamos a fastidiar también. La situación es muy complicada», ha dicho en relación a los acuerdos con Marruecos, añadiendo que durante este viernes así las empresas de Coexphal tienen cerradas sus puertas durante todo el día a la entrada de género, por lo que sólo trabaja el manipulado y salidas.

Por su parte, el presidente de Asaja Almería, Antonio Navarro, se ha referido también a la subida del salario mínimo interprofesional: «Me gustaría que la señora ministra (Yolanda Díaz) viniera al campo de Almería y viera cómo se trabaja aquí y la fatiga que tienen que pasar las familias y los trabajadores. Es muy fácil decir que hay que subir el salario porque las empresas ganan mucho dinero, que se venga al campo y pregunte a agricultor por agricultor qué le queda año tras año«.

El secretario general de COAG Almería y responsable nacional de frutas y hortalizas de esta organización agraria, Andrés Góngora, ha pedido la dimisión al ministro de Agricultura, Luis Planas, incidiendo en que «es el Gobierno español el que tiene que poner en marcha las iniciativas en el Parlamento, Consejo y Comisión europeos para que de una vez los acuerdos de asociación se cumplan».

Respecto a la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), que insiste en anular el acuerdo entre Marruecos y la UE, señala «la vergüenza para todos los agricultores españoles en el sentido de que el primero en salir diciendo que el comercio con Marruecos va a continuar haya sido el ministro de Agricultura, cuando debería haber hecho justo lo contrario que es exigir el cumplimiento de esta sentencia».

«Así que lo único que puede hacer Luis Planas, si tiene dignidad y quiere ser el defensor de los agricultores, es irse del Ministerio», ha dicho. «No nos olvidemos que Marruecos es un país y el que trae los productos son empresas instaladas allí, eso hay que controlarlo», ha incidido, reclamando también a la Junta de Andalucía que controle los puertos andaluces y el etiquetado.

«Ya está bien de que se diga que se abren expedientes sancionadores sin dar nombres y apellidos y la sanción que tienen y que debería ser el cierre de la empresa», ha declarado.

La secretaria general de UPA Almería, Francisca Iglesias, ha mantenido sobre este tema que «tendrá que haber un acuerdo, pero debe respetarse y debe tener unas condiciones que se cumplan como son los contingentes, el pago de aranceles y el control en las fronteras y no solo las españolas también de Holanda y Francia, por ejemplo«.