banner-sakata
Nacional

Melón de invernadero: sin prisa, pero sin pausa

El esfuerzo de las casas de semillas al ofertar variedades con cada vez más resistencias y mayores cualidades organolépticas facilitan la confianza del agricultor.

El melón va recuperando territorio en Almería poco a poco. Sin prisa, pero sin pausa. Esta fruta va ganando terreno a la sandía, y lo va consiguiendo mejorando en aquellos aspectos que le hicieron perder la confianza del productor.

 

Según el Análisis de la Campaña Hortofrutícola elaborado por Cajamar, las cotizaciones del melón durante la campaña 2019/2020 tuvieron un comportamiento positivo. Este efecto se traslada a la superficie de melón en la provincia almeriense, principal zona de cultivo de esta fruta en Andalucía y una de las más importantes de España junto a Murcia y La Mancha. De hecho, si la superficie productiva total de Almería dedicada a la producción de frutas y hortalizas ha sido de 60.699 hectáreas, las de melón se situaron en 2.650, lo que supone un 2,4 por ciento más en relación a la campaña anterior.

 

En cuanto al volumen de producción del melón, esta se ha mantenido, con un descenso del -5,9 %, debido principalmente a las lluvias de primavera, junto con días nublados, que interfirieron en el cuaje del melón y de la sandía, haciendo disminuir el potencial inicial de recolección. No obstante, eso no influyó para que el valor de esa producción creciera hasta un 13,2%.

Más información en la edición 473 de la revista F&H.