Mayoristas

Makro pide poder abrir tiendas al público general tras cierre de hostelería

La cadena de distribución Makro, especializada en la venta de productos a los hosteleros, ha solicitado a las autoridades que le concedan permiso para poder abrir sus tiendas al público general debido a la fuerte caída de su negocio, tras el cierre de bares y restaurantes.

natural-tropic

Los responsables de la compañía en España siguen con esta petición los pasos ya dados en otros países como Portugal, Austria o Países Bajos, donde se les ha dado ese permiso.

Desde Makro han explicado en un comunicado que la medida de abrir al público general -hasta ahora sólo podían tener acceso a sus tiendas los mayoristas- sería «temporal y excepcional», directamente vinculada al impacto de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

De hecho, la firma ya anunció el pasado 3 de abril la puesta en marcha de un ERTE en España con más de 3.000 afectados, el 87 % de su plantilla.

Los representantes de la empresa -división española del grupo alemán Metro- han incidido en que con la apertura de sus 37 establecimientos en el país contribuirían a «garantizar el abastecimiento» alimentario.

En este sentido, han resaltado que sus tiendas cuentan con un tamaño superior al habitual en el caso de los supermercados, por lo que sería fácil «proporcionar un espacio seguro para respetar el control del aforo y la distancia de seguridad», además de poder reducir el tiempo de espera y las filas.

Otra ventaja, según estas mismas fuentes, es que la cadena está especializada en vender productos de gran formato dirigidos a profesionales, lo que en las actuales circunstancias permitiría «satisfacer la demanda del consumidor» en un menor número de actos de compra.

«Nos hemos puesto a disposición de los representantes gubernamentales para adaptarnos y ayudar en la medida de lo posible. Con la apertura temporal de nuestros centros contribuiríamos a garantizar el suministro y la seguridad», ha resaltado su director general en España, Peter Gries.