banner-huercasa
Frutos rojos

LYCIA®, nueva variedad de fresa de referencia del CIV para Verona y Romaña

Técnicos y productores están de acuerdo: las características de este fruto «colocan a Lycia® en el segmento más alto de las variedades del área del norte de Italia y más allá de los Alpes.

Desde siempre el CIV se encarga de desarrollar nuevas variedades de fresa unífera que requieren frío y, por lo tanto, son aptas tanto para el clima del norte de Italia como para el de los países que se encuentran más allá de los Alpes (Francia, Alemania, Inglaterra, Holanda, etc.).

Tras el éxito de OneborPBR, Marmolada®, SibillaPBR, ApricaPBR y CleryPBR, la nueva propuesta del Consorcio de Ferrara es Lycia® CIVNB557, una nueva variedad que, gracias a sus innovadoras características, destaca desde el punto de vista agronómico y comercial; tal y como confirman los comentarios de los técnicos y productores que están siguiendo la experimentación desde la fase inicial.

Giancarlo Caloi y el técnico independiente Giorgio Perbellini son los encargados de la finca agrícola Zeba Elena, ubicada en la zona de Verona, donde desde hace varios años se cultiva LYCIA® CIVNB557*.

Este año, Caloi ha observado excelentes resultados por lo que se refiere a productividad y calidad gracias al amplio arco temporal de maduración de los frutos de esta variedad, que asegura unos 45-55 días de cosecha (este año a partir del 10 de abril).

Resistencia en la planta

Además, Perbellini subraya que: «Más allá del amplio período de cosecha, una característica importante es la llamada «resistencia en la planta» de los frutos, es decir, que los frutos no se deterioran rápidamente si no son cosechados inmediatamente después de que la epidermis haya alcanzado su color, es más, acumulan azúcar y mantienen una buena consistencia de la pulpa, resistencia de la epidermis y un color rojo intenso. Esta característica también significa que cuenta con una buena vida útil y que, por lo tanto, es fácil trabajar el fruto en los almacenes, sin que sufra daños al ser manipulado, y comercializarlo».

Perbellini destaca otro aspecto agronómico importante que pudo constatar también en otras fincas de la zona de Verona donde se practica el cultivo en túneles: «Las plantas de buen calibre, por ejemplo, las de categoría A o A+, que poseen una corona bien formada, cuentan con pedúnculos florales para doble producción otoño-primavera. Cada planta puede alcanzar una producción promedio de 100-150 g en octubre, luego amacolla al bajar las temperaturas y se prepara sin problemas para retomar la actividad vegetativa al acabar el invierno y termina el ciclo productivo con una producción primaveral elevada. Además, la planta es de por sí muy productiva (con una producción promedio total de alrededor de 750-900 g por planta). Por su parte, las plantas de categoría A- son más adecuadas para la producción en primavera únicamente».

Características

El asesor técnico, Germano Gabanini, cuenta su experiencia similar con LYCIA® CIVNB557* en la zona de Cesena en relación con la campaña comercial de la temporada 2021. «En general, por lo que se refiere a las características de la planta, LYCIA CIVNB557* tiene un aspecto compacto con un crecimiento semierecto que facilita la producción en pleno campo y en túnel. Además, al igual que muchas otras variedades del CIV, la planta se caracteriza por una óptima rusticidad y tolerancia al oídio y enfermedades fúngicas, por lo que es posible cultivarla en terrenos agotados, en los que se repite la monocultura de fresas por muchos años».

Gabanini confirma lo anunciado por sus colegas de Verona en lo referente al período de cosecha, la resistencia en la planta (que permite «quitas» periódicas cada 3, 4, 5 e incluso 6 días) y la productividad (que en Romaña había superado el quilo por planta el 21 de mayo).

Gabanini menciona también las características cualitativas del fruto: «LYCIA® CIVNB557* tiene un excelente sabor con un nivel de azúcar promedio que se ubica entre 8 y 9 grados Brix. El color del fruto es rojo intenso y nunca llega a adquirir un color oscuro, ni siquiera en caso de cosechas tardías. Tiene una forma alargada y si sumamos esto a la consistencia crujiente de la pulpa recuerda alguna de las características de las fresas del sur de Italia. Justo gracias a este elemento que es sumamente diferenciador, LYCIA® CIVNB557* se coloca en un segmente separado de muy alta calidad dentro de las fresas uníferas con elevada necesidad de frío, que generalmente se caracteriza por frutos menos crujientes y con forma de corazón».

Desde el punto de vista comercial, Gabanini, Perbellini y Caloi están de acuerdo: «Los comerciantes están muy satisfechos y aprecian la calidad del fruto, por eso Lycia® CIVNB557* logra hacerse espacio en un segmento alto de las variedades del área del norte de Italia y más allá de los Alpes».

Ficha / CIV Programa de mejora genética de fresas

Se ha desarrollado a partir de 1984 siguiendo cuatro líneas de investigación: variedades de fresas para clima templado mediterráneo, para clima continental, remontantes y variedades aptas para la transformación industrial. El uso de técnicas clásicas y el desarrollo de nuevas variedades que garantizan una producción elevada y frutos de excelente calidad, así como el vigor y la rusticidad naturales de las plantas, constituyen los objetivos principales del CIV para ofrecer tanto al mercado nacional como internacional calidad y también máxima ecosostenibilidad».

Ficha / CIV – Consorcio Italiano de Viveristas

El CIV, Consorcio Italiano de Viveristas, es líder en Italia en innovación varietal y producción de material de propagación certificado. En función desde 1983, el CIV tiene sede en la localidad de San Giuseppe di Comacchio, en la provincia de Ferrara, y está constituido por tres importantes viveros italianos líderes en el sector: Vivai Mazzoni, Salvi Vivai y Tagliani Vivai. Gracias a la sinergia, la experiencia y las importantes inversiones en investigación, el CIV es capaz de ofrecer productos de vanguardia que responden a las demandas del mercado. Impulsada por su gran visión de futuro, el CIV lleva años seleccionando variedades capaces de generar producciones de alta calidad con necesidades energéticas reducidas y un bajo impacto medioambiental.

En total, sus tres viveros producen cerca de 5 millones de portainjertos, 3,5 millones de manzanos, perales y frutales de hueso, y 150 millones de plantas de fresa al año.

El CIV es miembro fundador de la Red Internacional de Nuevas Variedades (International New-Varieties Network o INN por su sigla en inglés), una asociación mundial de viveros que promueve el intercambio, evaluación y comercialización de nuevas variedades en las principales áreas productoras del mundo.