banner-huercasa
Nacional

Los sistemas de autocontrol, básicos para el control de la cadena alimentaria

Gobierno ha aprobado recientemente el “Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria 2021-2025”, sienta así las bases del sistema de control oficial en España, desde la producción primaria hasta el punto de venta y el consumidor final.

Para el director de Asistencia Tecnológica y Servicios Analíticos de AINIA, Roberto Ortuño, su carácter integral es su punto central ya que es fiel a la necesaria política, “de la granja a la mesa”, de alcanzar a toda la cadena de producción y distribución de alimentos en nuestro país.

Cabe recordar que deriva de un mandato europeo de control nacional plurianual por ello se debe implantar en todos los estados miembros de la UE para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos, y los piensos, así como el cumplimiento normativo. “En nuestro caso también se incluyen el control y otras actividades oficiales como la inspección relacionada con la sanidad y el bienestar animal, la sanidad vegetal y la normativa de productos fitosanitarios” apunta Roberto Ortuño.

Por muy ambicioso que pudiera llegar a ser un plan de estas características, no podría cumplir sus objetivos sin la aportación de los protagonistas del sector, los propios operadores, según Roberto Ortuño. Quien añade que, en el caso de la industria, este hecho cobra especial relevancia a través de los sistemas de autocontrol.