banner-sakata-junio-2021
Retail

Cereceros polacos culpan a Biedronka de no facilitar la salida de la categoría

La cadena polaca Biedronka se defiende de la crítica de la asociación de horticultores polacos AgroUnia, de complicar la entrada de la cereza en las cadenas polacas a favor de la oferta turca y provocar una crisis en los precios.

El precio de las cerezas polacas se hunden y el colectivo de productores polacos AgroUnia culpa a la cadena Biedronka por no querer abrir el grifo del producto doméstico.

Michal Kolodziejczak, líder del colectivo AgroUnia, culpa a la cadena polaca de no abrir el grifo de la compra de las cerezas polacas, a favor de la cereza importada.

El líder de este colectivo señala que Biedronka ha aposta por la cereza turca y ha abandonado a la cereza doméstica.

Biedronka se defiende mediante nota de prensa afirmando que «estamos trabajando hasta con 20 proveedores polacos de cerezas», y aprovecha para facilitar un contacto para los productores polacos que quieran trabajar con Biedronka. Desde la web https://www.biedronka.pl/front/form/farmers los productores podrán contactar con Biedronka para trabajar con las distintas plataformas que las cadenas tiene en Polonia.

La cadena señala que el 90 por ciento de los proveedores hortofrutícolas polacos de Biedronka son pequeñas explotaciones.

La cadena pone como ejemplo el programa de fresas, donde Biedronka ha comenzado ya donde ya unas 300 tiendas cuentan con la primera unidad de venta de dos kilos de fresas en una cesta «sin haber pasado por los centros de distribución», señala Marek Walencik, director de la categoría de frutas y hortalizas de Biedronka.