Internacional

Los productores galos de Charentais retoman el riesgo por el temprano

Francia dispondrá para este campaña de 11.650 hectáreas de melón, lo que supone un incremento de unas 250 hectáreas y más superficie invernada.

Los productores galos de melón retoman el riesgo de trabajar el nicho temprano y elevan la superficie invernada.

El melón francés ha escapado de los problemas climatológicos de la primavera que sí han afectado a la fruta de hueso, salvo algunas fincas de cosecha temprana.

Francia sumará 11.650 hectáreas, gracias al aumento en 250 hectareas de la cuenca de Camarga en el Sur de Francia. El sureste es la zona productora más importante al alcanzar 5.650 hectáreas, seguido del Centro-Oeste con 3.500 hectáreas y las 2.400 hectáreas del suroeste.

La zona más compleja es la del centro-oeste porque los suelos se encuentran en un estado de déficit hídrico.

Este incremento de la superficie de melón en Francia “es bien recibido, ante las informaciones de problemas de abastecimiento de ciertas frutas de verano por las heladas de primavera”, apunta Marion Mispouillé de la Interprofesional del Melón.

Desde la Interprofesional francesa se incide en que “el aumento en 250 hectáreas no es significativo. Sólo es un dos por ciento de la superficie y para nosotros lo importante es la calidad con la que podamos trabajar en los próximos meses”, añade Jérôme Jausseran, responsable de Comunicación de la Interprofesional.

gg

gg