banner-sakata-junio-2021
Internacional

Los melones de Ceará se regarán con agua desalada en la próxima década

El estado brasileño de Ceará empezará en 2025 a levantar una macroplanta de agua desalada para asegurar agua a la población y a los melones del Norte.

El estado brasileño de Ceará anuncia la construcción de la mayor planta de desalinización de agua marina del país y que permitirá el abastecimiento para 720.000 personas a partir de 2025 y una mayor disponibilidad de agua para los cultivos frutícolas.

«Con el proyecto pionero en Brasil, Ceará pasará a contar, además de fuentes tradicionales de agua y de la transposición del Río Sao Francisco, con agua del mar desalinizada y propia para el consumo humano», destacó el gobernador Camilo Santana, citado en el comunicado.

La planta será construida en la Playa del Futuro en Fortaleza, la capital regional, con una capacidad de un metro cúbico por segundo y utilizando las reservas de Morro Santa Terezinha y Aldeota, con un aumento de la oferta de suministro del 12 %.

El aumento de la oferta permitirá también el uso de agua para fines agrícolas en una región próxima al Agreste Nordestino, que actualmente es una zona desértica.

El proyecto surgió en 2015 cuando Brasil tuvo una de sus peores crisis hídricas y Ceará fue uno de los estados más afectados por la sequía.

La construcción de la planta empezará en 2025 y tendrá un presupuesto de 100 millones de dólares.