banner-agroponiente
Nacional

Los invernaderos generan un 25 % del empleo agrario andaluz, según un estudio

Las 36.000 hectáreas de invernaderos solares dedicados al cultivo de hortalizas y frutas en Almería y Granada generan el 24,8 % del empleo agrícola andaluz, según un estudio realizado bajo el paraguas del programa europeo Cutesolar.

El informe «Radiografía del empleo en los invernaderos solares» arroja que la producción agrícola bajo plásticos en ambas provincias da trabajo a 110.000 personas, de las que 78.000 son empleados de explotaciones agrarias, 24.000 de comercializadoras y 8.000 de empresas agrícolas auxiliares.

En un comunicado, fuentes de Cutesolar han resaltado este viernes que la población inmigrante supone un «motor fundamental» de esta actividad y representa el 65 % de los empleos directos, y que son mujeres el 71 % del personal de las empresas comercializadoras y el 30 % del que trabaja en fincas.

Entre sus conclusiones, el estudio destaca la capacidad de esta actividad para generar empleo estable, ya que en la actualidad el 68 % de los empleados -unos 78.000 trabajadores- cuentan con contratos fijos.

Explica que la propiedad de la superficie invernada está en manos de pequeñas estructuras familiares, ya que se reparte entre 14.500 familias que explotan una media de 2,3 hectáreas de tierra cada una.

Estima la producción media anual en 4,5 millones de toneladas de hortalizas, que principalmente se centra en tomate, pimiento, calabacín, pepino y berenjenas, e informa de que para su cultivo cuentan con «escasos o nulos subsidios» o ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).

Cerca del 75 % de la producción se destina a la exportación, con Alemania como primer país receptor, seguido de Francia, Reino Unido y Países Bajos, según el informe de Cutesolar.