KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Internacional

Los horticultores británicos se quedarán en casa este verano

Muchos horticultores británicos reducirán drásticamente su superficie plantada de hortalizas para el verano por el fuerte incremento de los costes y dificultades para encontrar mano de obra.

natural-tropic

El incremento de los costes productivos en la agricultura deja secuelas y las dejará en las zonas de producción con menor tradición. Es el caso del Reino Unido.

Los productores británicos de hortalizas están dejando de plantar hasta un tercio menos de superficie para el verano de 2022 debido a las preocupaciones de la falta de mano de obra y el incremento de los costes en ‘inputs’ según desvela la BGA (British Growers Association).

La propia asociación ha realizado una encuesta durante el mes de diciembre en la que se recoge que «la mayoría de los encuestados reducirán su superficie productiva de manera significativa.

La reducción de la superficie productiva irá en consonancia con los productos que requieran más mano de obra. Las previsiones apuntan a una menor superficie de brásicas y de hierbas.

«Al final hemos caído y hemos decidido frenar la actividad. Muchos productores habíamos resistido a los recortes a pesar de la incertidumbre de 2019 y 2020, pero tener que lidiar con problemas relacionados con la disponibilidad de mano de obra y los costes crecientes son argumentos para frenar la dinámica», asevera Jack Ward, presidente de este colectivo al diario The Grocer.

Esta reducción de la superficie hortícola no es nueva, ya que la National Farmer Union denuncia que desde que se instaló el Brexit la superficie de hortalizas se ha reducido en una cuarta parte tanto por la falta de mano de obra, como por las dificultades para disponer de fertilizantes y fitosanitarios importados a precios accesibles.