Frutas

Los fruteros creen que la subida del SMI supone un tropiezo para el detallista

El gremio de la tienda tradicional de fruta ha reivindicado, en vísperas de la celebración del "Día del Frutero", la calidad de sus productos, a la vez que ha criticado la subida del (SMI) y la falta de control de los locales gestionados por chinos.

natural-tropic

«La subida del SMI es importante y supone otro tropiezo a la labor del pequeño comercio que, con los medios que tiene, espera que no se traduzca en una bajada del empleo», algo que el sector no quiere, ha asegurado el presidente de la Asociación de Empresarios Detallistas de Frutas y Hortalizas de Madrid (Adefruta), Javier Iglesias.

Sobre las actuales protestas de los agricultores, Iglesias ha apuntado que «la crisis en el campo se debe a que la fruta tiene muchos márgenes por parte de la distribución» y el frutero, va a los mercas cada mañana a «buscar el mejor producto y con el mejor precio que haya, no se puede luchar contra eso».

Ha reconocido que los productos son en general más caros en el pequeño comercio que en las grandes cadenas de supermercados e hipermercados porque el detallista da prioridad a la búsqueda de la «fruta de calidad comprada cada día, y paga por ella, en vez de competir en precios».

«Mañana, día de San Dorotea, patrona de los vendedores de fruta, la celebración será simbólica: el consumidor va a encontrar en las cerca de 2.000 fruterías de la Comunidad de Madrid lo de siempre, que es amor, buen trato, consejos y mucho cariño a la fruta», ha sentenciado.

Iglesias se ha mostrado muy crítico respecto al crecimiento del número de fruterías en manos de ciudadanos chinos y pakistanís, -«que no sé hasta qué punto se les puede considerar fruteros, ya que en sus establecimientos venden muy cerca de la fruta otros productos como lejía»-, ha afirmado.

«Compiten con la tienda tradicional pero no tienen los mismos costes laborales porque lo gestionan en familia», ha añadido antes de reclamar una «mayor vigilancia de su actividad y número», para que haya un «control más estricto de la mercancía perecedera y de la higiene» en esos locales.

El gerente de la Confederación Nacional de Empresarios Mayoristas de Frutas y Verduras de España (Coemfe) y de los mayoristas hortofrutícolas de Mercamadrid (Asomafrut), Santiago Blázquez, también ha participado en el acto, en el que ha calificado al frutero como «pieza indispensable en la cadena alimentaria».

Ha explicado que en las 1.250 empresas mayoristas repartidas por los 23 mercados centrales que hay en España comercializan el 65 % de las frutas y hortalizas que se consumen el país, cuyo valor alcanza los 6.500 millones de euros.

Sobre la formación del precio de frutas y verduras a lo largo de la cadena alimentaria, ha manifestado que «es adecuada» y que, «con tanta demanda de producto, los productores pueden elegir a quién vender».

«Somos los primeros interesados en que su producto se ponga en valor y tenga el precio que deba tener, un precio justo», ha añadido antes de subrayar que los márgenes del canal mayorista «son ajustados».

La presentación de la quinta edición del «Día del Frutero» en España, ha comenzado en el mercado de La Paz de Madrid con una intervención del actor Santiago Rodríguez, frutero en la serie «7 vidas», que ha puesto en valor esta profesión.