Nacional

Las tiendas de las cadenas españolas cortas en brócoli

Los niveles de consumo de brócoli en septiembre no serán durante 2022 los mejores. El hambre no se ha perdido pero la oferta sí.

No hay la disponibilidad de brócoli que quisieran los consumidores españoles y las cadenas muestran su preocupación.

Los puntos de venta situados en el Sur y Levante de España son los más afectados y en algunas tiendas de Andalucía, Murcia y Alicante la categoría ha desaparecido de los lineales.

Los efectivos productivos se han venido para abajo. «Ahora es cuando se nota que las condiciones de verano han sido muy duras y las plantaciones de agosto se han visto muy afectadas con mucho producto deshidratado en España», señala Juan Marín Bravo, director general de Cricket.

Las regiones del Sur y Levante de España son las más afectadas y el escenario se hace complejo. «El brócoli ha pasado a ser un producto permanente en los lineales y la ausencia del mismo no gusta a nadie», apunta Marín Bravo.

Importaciones

En este sentido, el director general de Agromark, Nacho Domenech, señala que «estamos ante una falta de brócoli no habitual».

El motivo hay que buscarlo «en los días de calor que hemos pasado durante el día y durante la noche, incluso en las zonas altas donde se produce el brócoli en los meses de verano. Hemos tenido muchos días mínimas de 25 grados a primera hora de la mañana, y con estas temperaturas y máximas de 50 grados, el brócoli no se recupera y la plantación no avanza«, apunta Domenech.

La importación es una solución, pero «son muy pocos los orígenes donde se pueda trabajar con volúmenes, ya que Europa ha pasado por el mismo escenario y sus variedades están menos adaptadas a las condiciones de calor», indica Marín Bravo.

La situación ha mejorado en el Reino Unido en las dos últimas semanas y «se está empezando a trabajar alguna partida de esta zona de producción», desvela Domenech.

En el resto de los orígenes como Francia o Alemania, el brócoli ha quedado como un producto testimonial y durante la segunda quincena de agosto y primera de septiembre muchas cadenas de referencia en Alemania y Francia sólo ofrecían un pack con escasas posibilidades de rotación.

Rewe y Lidl en Alemania redujeron la presencia del brócoli en la segunda quincena de agosto en las regiones del Sur a una presencia mínima en varios puntos de venta -Ver imagen- de un minibox en el lineal -máximo de 10 piezas tras la reposición de los empleados-.