sakata-magia
Nacional

Las cooperativas constatan la dureza de las adversidades climáticas de 2015

  Los servicios técnicos de Cooperativas Agro-alimentarias de España y sus federaciones regionales han constatado la dureza de las adversidades climáticas ocurridas a lo largo del año, y los daños ocasionados por los temporales de lluvia y nieve, sequía y pedrisco.

natural-tropic

Según sus datos, los cultivos más afectados hasta ahora han sido los herbáceos, frutales, pastos, viñedo, olivar, hortalizas y ajo, principalmente. Este balance de las cooperativas, al que ha tenido acceso Efeagro, refleja que hasta el momento los cultivos más afectados han sido los herbáceos, frutales (cítricos, cerezos, fruta de verano), pastos (por la sequía), olivar, viñedo, hortalizas y ajo.

En Castilla y León, destaca el descenso global estimado de la producción, como consecuencia de los pedriscos y el golpe de calor de la primera quincena de mayo, pasando de una cosecha 2014 de 6,2 millones de toneladas a 4,3 millones en 2015, con incidencia desigual repartida en todo el ámbito geográfico castellano-leonés.

La ola de calor ha provocado una "purga" notable en variedades tempranas y precoces en cítricos en la Comunidad Valenciana y en variedades tardías y medias de Andalucía (hasta el 80 por ciento en algunas zonas), así como en el cultivo de Caqui en las provincias de Sevilla y Huelva.

El pedrisco ha sido otra de las circunstancias que más estragos ha causado en lo que va de año. Por regiones, las más afectadas han resultado Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y la Comunidad Valenciana, según el informe.

En Castilla-La Mancha, el pedrisco ha afectado a más de 71.000 hectáreas de viñedo en las provincias de Albacete (Higueruela y Fuenteálamo) y Cuenca (San Clemente, Las Pedroñeras, el Provencio y Las Mesas), así como daños importantes en explotaciones de ajo, cebolla, almendro, frutales, olivar y cereal.

En Extremadura, los episodios de pedrisco de la primera quincena de junio en el Valle del Jerte han causado daños de media del 44 por ciento en la estimación de cosecha de cereza pendiente de recolectar -2.300.000 kilos-, así como en higueras, hortalizas, olivar y viñedo.

En Murcia, el pedrisco a principios de junio causó daños considerables en municipios como Jumilla y Yecla, en el norte de la provincia, donde afectaron sobre todo a uva de vino y, en menor medida, a almendro, cereza, fruta de verano y olivar.

Las cooperativas refieren, asimismo, pérdidas producidas en cítricos, hortalizas, frutales y aguacate entre los días 13 y 15 de junio en todas las provincias de la Comunidad, aún por cuantificar.

Finalmente, en Aragón el pedrisco ha afectado a unas 1.500 hectáreas de frutales en la zona de Calatayud y diversas producciones de cereal, oleaginosas y vid, según el mismo informe.

Cooperativas Agro-alimentarias se ha reunido con la Comisión Permanente para Adversidades Climáticas o Medioambientales (Copac) -adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y compuesta por representantes de varias Direcciones Generales, Organismos Autónomos y Agencias del Departamento-, junto al resto de organizaciones agrarias para analizar esta situación.