Internacional

La incertidumbre de los alemanes se reflejó en el espárrago

No ha sido buena campaña de consumo de espárragos en Alemania por el escenario de incertidumbre e incluso la menor producción de los últimos 10 años no elevó los precios.

natural-tropic

La fuerza de la incertidumbre se dejó notar en la campaña de espárragos de 2022 en Alemania.

Muchos hogares renunciaron a comprar espárragos por lo que la menor cosecha de los últimos 10 años en Alemania no se dejó notar y los precios no fueron los mejores.

La Oficina Federal de Estadística señala que la producción alemana de espárragos quedó cifrada en 113.100 toneladas, lo que supuso un 5 por ciento menos que el año anterior y un 10 por ciento menos que la media de los últimos cinco años.

El motivo de este descenso vino de un descenso de la superficie de un 4 por ciento con respecto a la campaña pasada. Se trabajaron 21.400 hectáreas.

Además, se detuvo la oferta antes de tiempo en algunas zonas debido a la debilidad de las ventas, aunque en las regiones de Baja Sajonia, Baviera y Renania del Norte-Westfalia el espárrago alcanzó los niveles significativos de producción.

Importación

Las dudas de los consumidores alemanes vienen de mano de que las importaciones no se incrementaron a pesar de que la oferta alemana de espárrago fue menor.

Las importaciones se han reducido fuertemente en el periodo que va de enero a mayo. Las entradas de los espárragos importados se redujeron en un 40 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

«El inicio tardío de la temporada española de espárragos verdes fue un factor decisivo en la reducción de las importaciones», señala Michael Koch, director de Horticultura del AMI.

Aunque «las importaciones de Grecia fueron las que se derrumbaron realmente», apunta Koch.

El volumen de compra de los alemanes fue un 21 por ciento inferior con respecto al año anterior. Y eso que el precio del espárrago fue un cuatro por ciento más barato que en el ejercicio anterior.

Los precios de referencia siempre estuvieron por debajo con respecto a la campaña pasada, excepto en las dos últimas semanas, donde el precio se incrementó.