Internacional

La energía y la falta de mano de obra reducen la disponibilidad de manzana

La Asociación Mundial de Manzana y Pera (WAPA) reduce la disponibilidad de pepita a nivel mundial por clima pero también por factores no climáticos.

natural-tropic

Y entre estos factores climáticos se encuentra el precio de la electricidad y la falta de mano de obra para realizar las labores de recolección y manipulación.

Las primeras estimaciones lanzadas en agosto se han revisado a la baja por las complejas condiciones meteorológicas de agosto que afectaron a la coloración y calibre de las piezas de manzana.

Los problemas de calidad también afectan a la disponibilidad de fruta para el consumo en fresco, ya que el porcentaje para industria se incrementa. «La cosecha será inferior a lo esperado», señalan desde la World Apple Pear Association (WAPA).

La cosecha

La cosecha en Europa se reducirá a los 12 millones de toneladas, unas 90.000 toneladas menos que en el pronóstico de agosto. Sólo Polonia y Rep. Checa no han bajado sus estimaciones.

Francia, España e Italia sí lo han hecho, ya que el verano en el Sur de Europa ha sido duro.

Pero dos problemas más se unen a la actividad de la manzana: el precio de la electricidad. «El aumento vertiginoso del precio de la electricidad se ha convertido en una amenaza, ya que el coste de almacenamiento se eleva y se hace insostenible para los productores y varios productores se verán obligados a abstenerse de recoger parte de su cultivo y evitar el incremento de estos costes», señalan desde WAPA.

El otro problema. La falta de mano de obra de ucranianos en Polonia. Polonia se abastece de muchos trabajadores ucranianos que ahora no están y esto será un problema en las labores de confección y expedición de la fruta.