banner-agroponiente
Frutas

La covid-19 se ceba con famosos melones nipones y baja drásticamente precio

Un par de los afamados melones de Yubari se vendieron este lunes en la primera subasta de la temporada agrícola en Japón por 120.000 yenes (1.100 dólares/1.000 euros), un 97,6 % menos que el año anterior, por la situación derivada de la pandemia de la covid-19.

Estos melones provenientes de la ciudad nipona de Yubari, en la isla de Hokkaido, la más septentrional de Japón, alcanzaron en 2019 su mayor precio histórico, cinco millones de yenes (unos 46.400 dólares/42.600 euros), y durante los últimos años han estado generalmente por encima del millón de yenes.

Los dos melones de la variedad cantalupo, caracterizada por su pulpa naranja y sabor dulce, forman parte de las 554 piezas de esta fruta subastadas en el mercado central de Sapporo, capital de la región, y fueron comprados por una firma mayorista de la ciudad nipona de Kushiro, también en Hokkaido.

El director de la compañía que llevó a cabo la subasta dijo que esta temporada de melones despegó con un inicio pobre y expresó su esperanza en que las pujas por la fruta crezcan, según declaraciones recogidas por la cadena pública japonesa NHK.

Se considera que estos melones tienen una calidad excepcional por haber crecido y madurado durante una larga temporada de sol, y por su forma redondeada gracias a un ritmo de crecimiento constante.

En estas fechas es tradicional que en Japón se subasten los productos agrícolas que marcan el inicio de la temporada y cuyos primeros ejemplares, que en años anteriores han alcanzado precios exorbitantes, se venden más con ánimo publicitario y simbólico que con afán lucrativo.