promos albaricoques
Frutas

La cosecha europea de albaricoque se estabiliza en casi 524.000 Tn

Así lo afirman las previsiones de Europêche, que apuntan a un descenso productivo en Francia, Italia y Grecia, mientras que España espera recolectar un 46 % más.

La cosecha europea de albaricoque ascenderá este año a las 523.986 toneladas, según las previsiones hechas públicas este miércoles por Europêche en el marco de la feria Medfel, que se celebra hasta hoy en Perpignan (Francia).

De este modo, la cosecha europea se mantiene estable con respecto a 2023, si bien esas casi 524.000 toneladas suponen un ligero incremento con respecto a la media de las últimas cinco campañas (2018-2022).

Según las estimaciones de Europêche, Francia e Italia prevén un descenso de su producción, en el caso de la primera, debido la climatología adversa, con elevadas temperaturas en invierno, así como a la alternancia de los árboles tras una 2023 muy productivo.

Así, las previsiones apuntan a una cosecha francesa de 87.852 toneladas, un 29 % menos que el año pasado y un 13 % menos que la media de 2018-2022.

cosecha europea albaricoque

En el caso de Italia, el principal productor, cosechará 214.282 toneladas de albaricoque, una cantidad similar a la de la pasada campaña, pero un 7 % inferior a la media de las últimas cinco. Este descenso de su potencial productivo se debe a la disminución progresiva de la superficie de plantación en los últimos años.

Grecia, por su parte, con una previsión de cosecha de 87.500 toneladas (un 6 % inferior a la pasada campaña y un 13 % por encima de la media 18-22), recupera su potencial con un ligero descenso en sus variedades más precoces a causa de un invierno con elevadas temperaturas.

La cosecha española

Por último, España cosechará 134.352 toneladas de albaricoque (un 46 % más respecto a la pasada campaña y un 29 % superior a la media 18-22), con previsiones desiguales en función de las zonas.

De este modo, mientras Murcia incrementa su potencial productivo claramente, el resto de regiones productoras mantienen su cifras. Es el caso de Cataluña, cuya cosecha prevista será un ligero 7 % superior a la de 2023, después del efecto del estrés hídrico padecido por los árboles a causa de la sequía de la pasada campaña.