sakata-magia
Industria auxiliar

Koppert pronostica más araña roja y trips a consecuencia del calor

Recomienda hacer sueltas de refuerzo con enemigos naturales para mantener a las plagas bajo control.

La ola de calor que afecta a buena parte de España tendrá consecuencias directas a corto plazo de tiempo en las principales plagas que afectan a los cultivos hortícolas de invernadero.

En el sureste español se espera desde hoy miércoles un notable incremento de las temperaturas que se combinará con rachas de viento seco de Levante, especialmente en las zonas costeras.

El calor y el viento seco provocarán un importante descenso de los niveles de humedad en el interior de los invernaderos, lo que facilitará las condiciones idóneas para que se incrementen las poblaciones de araña roja (Tetranychus urticae) y también para que se puedan producir entradas de trips (Frankiniella occidentalis) procedentes del exterior de la finca.

Control preventivo de focos

El departamento técnico de Koppert recomienda realizar cuanto antes sueltas preventivas de enemigos naturales con el objetivo de evitar la aparición de focos que puedan extenderse por toda la finca, como consecuencia de no actuar a tiempo con la estrategia técnica adecuada. Las sueltas preventivas no solo son aconsejables en invernaderos tempranos con cultivos recién plantados, sino también en invernaderos con cultivo al final de su ciclo, en los que la presencia descontrolada de plagas dificultará las primeras fases de desarrollo del próximo cultivo.

Para llevar a cabo un control biológico eficaz de la plaga de araña roja, Koppert recomienda realizar sueltas del ácaro depredador Phytoseiulus persimilis (Spidex Vital®). Si se trata de un invernadero con cultivo recién plantado, se aconseja además hacer sueltas preventivas con el ácaro depredador Neoseiulus californicus, que Koppert comercializa en el formato de sobreSpical UltiMite®, que es resistente a las inclemencias climáticas.

Para el control biológico de trips, Koppert recomienda realizar lo antes posible sueltas del chinche depredador Orius laevigatus(Thripor-L®), que se adapta perfectamente a las altas temperaturas y que va a demostrar siempre su elevada capacidad para instalarse en el cultivo en tiempo récord.

Además del control biológico en la parte aérea de la planta, es importante preparar el suelo para que el cultivo se enfrente en las mejores condiciones a esta ola de calor. Especialmente recomendable en invernaderos tempranos con cultivo recién plantado es realizar una aplicación del biofungicida natural Trianum®, que mejorará sustancialmente la capacidad de absorción de nutrientes y reducirá las necesidades de agua.