Internacional

Italia duplica su oferta de pera en la campaña 2022-2023

470.000 toneladas. Es la producción de pera prevista en Italia para el presente ejercicio, lo que significa duplicar su oferta con respecto a la campaña pasada, pero siguen estando por debajo de las cifras de los últimos años.

natural-tropic

Después de un año especialmente malo como el de 2021, en el que el impacto de las heladas fue tan desastroso que llevó la producción a mínimos históricos, este año la situación se presenta mucho mejor.

Las empresas italianas de pera estiman más de 470.000 toneladas de producto, más del doble respecto al año pasado, pero más de un 20% menos que en 2020 y un 35% menos que en 2018.

Tras una buena floración y un cuajado regular, que presagiaba una muy buena situación productiva, algunas variedades sufrieron un fuerte descenso que repercutió en algunas zonas sobre todo en la producción de plantas más jóvenes.

Además, la prolongación de las temperaturas por encima de la norma y el problema de la sequía que están acabando por dificultar el desarrollo regular de los frutos contribuyendo al desvío de una producción más normal.

Areas

También se debe observar con atención la evolución de las áreas de producción de peras, que solo en la región de Emilia Romagna presenta una pérdida respecto al año pasado del 9%, con caídas superiores a la media de Abate, Conference y Kaiser.

“Tras un cierto optimismo por la buena carga de frutos -aunque con algunas diferencias entre variedades y zonas de producción- y a un calibre medio que parecía bueno hasta hace unas semanas, en las últimas dos semanas hemos asistido a un bloqueo en la desarrollo de los frutos, lo que condujo a menores estimaciones de producción”, subraya el presidente de la OP Pera, Gianni Amidei.

A nivel varietal, se esperan unas 189.000 toneladas de Abate, un 22% menos que en 2020 y casi un 40% menos que en 2018, aunque cuatro veces mayor que en 2021. Con unas 130.000 toneladas, William confirma una producción que es aproximadamente el doble respecto a la del año anterior, pero -16% respecto a 2020 y más de un 20% menos respecto a 2018.