banner-sakata
Internacional

Hortifrut compra española Atlantic Blue por 241 millones de euros

La chilena Hortifrut ha anunciado la compra de la española Atlantic Blue, con sede en Huelva y especializada en la producción y comercialización de arándanos, en una operación valorada en 280 millones de dólares (241 millones de euros al cambio).

Según la información difundida este martes en España, las dos empresas tenían relación desde el año 2000, cuando crearon conjuntamente una sociedad productiva y de comercialización.

Hortifrut es uno de los líderes a nivel mundial en el sector de los frutos rojos frescos y congelados y con la compra de Atlantic Blue suma a su portafolio «a una de las principales productoras y comercializadoras de arándanos de Europa«.

En un comunicado, la firma chilena ha revelado que del montante total de la operación ya abonó 24 millones de euros, a los que sumará otros 72,3 millones «al cierre de la transacción» -previsiblemente a finales de noviembre- y el resto lo pagará «en diez cuotas anuales».

La adquisición «permite a Hortifrut elevar en cerca del 20 % sus campos productivos, al añadir casi 850 hectáreas distribuidas en los tres países donde opera Atlantic Blue, de las cuáles 400 están en España y 248 en Marruecos, a lo que se suma el 50 % de 400 que ya se consolidan en Olmos (Perú)«, han precisado estas mismas fuentes.

El acuerdo también incluye «consolidar» la propiedad al 100 % de la plataforma comercial Euroberry y de la fábrica ubicada en España, así como el programa genético sobre frutos rojos de Atlantic Blue.

«Éste es un paso significativo para potenciar nuestro crecimiento en Europa, el segundo mercado más importante del mundo para los ‘berries’ (frutos rojos) frescos. Es una de las adquisiciones más relevantes y estratégicas en la historia de Hortifrut y nos permitirá fortalecer nuestra posición de liderazgo global», ha destacado el consejero delegado de la compañía chilena, Juan Ignacio Allende.

Concretamente, ha resaltado especialmente la importancia de las hectáreas adquiridas en Marruecos, ya que estos cultivos facilitarán «completar el suministro de arándanos propios durante todo el año a Europa».