sakata-magia
Logística

FROET vaticina falta de camiones en la Región por el bloqueo en Reino Unido

La Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia ha asegurado hoy que una de las consecuencias que tendrá el bloqueo de transportistas en Reino Unido será una falta de camiones en la Región de Murcia, ya que la rotación prevista no podrá realizarse.

natural-tropic

Los transportistas europeos están sufriendo desde hace diez días colas kilométricas en su ruta de salida desde el Reino Unido hacia la UE, debido a un conflicto laboral en una de las navieras que cruza el Canal de la Mancha, así como por un fallo en el sistema informático del control de accesos de vehículos a Gran Bretaña.

Los 6.000 camiones que diariamente embarcaban en los ferris de la naviera P&O, que se encuentra temporalmente fuera de servicio, para hacer la ruta de ida y vuelta entre Europa y la isla han tenido que repartirse entre la otra naviera que opera el mismo trayecto y el Eurotúnel, lo que ha llevado a un colapso de la autopista M-20, que conduce a Dover y al Eurotúnel.

Ante esta situación, las autoridades británicas han iniciado el sistema de gestión del tráfico conocido como ‘Operación Brock’, que consiste en dar prioridad a los turismos, mientras los vehículos pesados se apartan a la izquierda, ocasionando colas de más de 10 kilómetros. Este modelo se diseñó para la entrada en vigor del Brexit y desmostró su poca eficacia en la Navidad de 2020, dejando a miles de camioneros atrapados en Reino Unido.

El secretario general de FROET, Manuel Pérezcarro, explicó que, según las gestiones realizadas con la Embajada de Reino Unido, la ‘Operación Brock’ se va a mantener durante toda la Semana Santa, por lo que “durante toda esta semana vamos a sufrir retrasos importantes en las salidas de Gran Bretaña hacia la Unión Europea”.

En este sentido, apuntó que se va producir un “perjuicio serio”, no solo por los costes propios de la paralización de cada vehículo, sino porque “no se van a poder concertar viajes de retorno por carecer de horario de regreso”.

“Al mal añadido de los vehículos detenidos, hay que sumar que la rotación es más lenta y nos van a faltar camiones en Murcia para suministrar a los clientes”, advirtió Pérezcarro, para quien el peor de los perjuicios “es el que sufren los conductores, atrapados durante horas por causas ajenas a ellos, en una situación dura física y mentalmente, y que no tendría que haberse repetido otra vez”.

Por ello, hizo un llamamiento al Gobierno británico para que “no olvide que los que están inmovilizados sufriendo las consecuencias de su falta de previsión son personas, no camiones”.