Frutas

Europlátano da un paso más y comienza a madurar su fruta

El proceso de maduración del plátano es clave para garantizar la calidad de la fruta y, que sea la misma empresa que lo produce la que lo madura, genera una ventaja competitiva muy importante ya que se garantiza que el plátano conserve hasta el punto de venta la misma calidad.

natural-tropic

De esta forma se supervisa perfectamente la calidad de la fruta, su trazabilidad y formatos hasta el lineal. Así se consigue evitar duplicidades de costes y reducir los tiempos y las manipulaciones, de manera que la fruta llega más fresca y en mejores condiciones al cliente final.

Las instalaciones localizadas en Alicante, puerto en el que cada semana desembarcan varios camiones de plátanos procedentes de las islas, cuentan con un total de 23 cámaras de maduración, lo que supone unos 30.000.000 kilos al año. Europlátano con esta inversión en alta tecnología, con cámaras eficientes y preparadas consigue dar un servicio directo a los clientes más exigentes del mercado.

Las instalaciones se encuentran contiguas a las que tiene Bonnysa Agroalimentaria en Muchamiel (Alicante), lo que ha posibilitado entablar vías de colaboración entre ambas empresas que, como primer paso, se ha traducido en la próxima integración el 1 de enero de 2021 de la citada empresa en la Organización de Productores de Europlátano.

Bonnysa cuenta en Canarias con una producción anual superior a los 8 millones de kilos. Con esta integración desde la organización se prevé que Europlátano alcance una producción de 70.000 toneladas de plátano el próximo año con la que hacer frente a las necesidades de sus clientes y mejorar su posición en el mercado.

Desde la entidad, se quiere agradecer a los socios que han confiado en la gestión de la empresa, permitiendo que se siga expandiendo y abarcando fases del proceso productivo con el objetivo de garantizar la calidad de los plátanos que cultivan e incrementar los beneficios de sus agricultores.