Nacional

El sector hortofrutícola teme un gran impacto de la huelga al sumarse Fenadismer

Los productores y exportadores de frutas y hortalizas temen que la huelga de transportistas pueda tener un "impacto muy grave" en su actividad si no hay corredores seguros para el tránsito por carretera tras el anuncio de que patronales como Fenadismer de sumarse al paro.

Así lo ha apuntado el director general de la federación hortofrutícola Fepex, José María Pozancos, quien ha resaltado que marzo es uno de los principales meses de producción y exportación de este sector, sobre todo de fresa y frutos rojos, pero también de tomate, pimiento o lechuga.

Ha estimado que la semana pasada se produjo ya una reducción de los envíos al exterior de en torno al 10 %, ya que el paro ha podido afectar a los envíos de entre 300 y 400 camiones de los 3.200 que normalmente a diario transportan frutas y hortalizas hacia otros países europeos.

«Estábamos recuperando la normalidad y hoy la situación es de preocupación, porque si se suma Fenadismer, teniendo en cuenta la implantación que tiene en zonas de producción como la de Huelva, que está en pico de exportación de fresa y frutos rojos, el impacto puede ser muy grave», ha destacado.

Ha recordado que el sector de la fresa de Huelva exporta en marzo entre 80.000 y 100.000 toneladas y es un producto «extremadamente perecedero», a lo que hay que sumar la frambuesa, de características similares.

Las asociaciones de Almería (Coexphal) y Murcia (Proexport) agrupadas en Fepex han trasmitido esta mañana a esta federación que esta jornada la actividad y salidas de mercancías han transcurrido con «normalidad».

En Almería -han precisado fuentes de Fepex-, la salida de camiones se ha coordinado con la Subdelegación del Gobierno, lo que ha propiciado que no haya problemas incluso si en momento de aglomeraciones gracias a los corredores establecidos.

Desde Coexphal también han indicado que la huelga del transporte por carretera se ha traducido en que hay falta de suministro desde Valencia de tarrinas para el envasado y empaquetado de determinadas hortalizas.

El gerente de la Asociación de Empresarios Mayoristas del Mercado Central de Frutas de Madrid-Mercamadrid (Asomafrut), Santiago Blázquez, ha alertado por su parte de las posibles consecuencias de la huelga si a partir de mañana se suman a ella más organizaciones de transportistas.

Este martes -ha detallado- la actividad se ha desarrollado al 80 % de lo habitual, con puestos surtidos aunque con la falta de alguna referencia de hortalizas.

«Pero si endurece la huelga, puede haber problemas de entrada de género y, sobre todo, de re-expedición de productos hacia corredores logísticos de exportación y para distribuidores de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y el norte de España» que ya la semana pasada recortaron sus visitas a este mercado hortofrutícola.

Fuentes de Foodiverse, uno de los referentes del sector de hortalizas, ensaladas y frutas, han agregado a Efeagro que, «con carácter general, hasta ahora las firmas del grupo ha podido llevar a cabo el suministro, si bien no exento de dificultades», a clientes en la Comunidad Valenciana, el centro de España y Cataluña.

En la zona sur de España, así como en Galicia y Asturias es donde nos hemos encontrado con mayores problemas, han añadido.

El responsable de flor cortada de COAG Andalucía, Luis Manuel Rivera, no ha podido cuantificar a Efeagro las pérdidas en este sector, «muy afectado» por la huelga de transportes, sobre todo en las principales zonas productoras en el noroeste de Cádiz y el Bajo Guadalquivir.

«Vino la pandemia, luego la desorbitada subida de costes, la guerra de Ucrania -que ha paralizado la importante venta de tallos para el 8 de marzo en los Países del Este- y, ahora, los campos están llenos y la producción sin salida ninguna por la huelga del transporte», ha resumido.

Desde la asociación canaria Asprocan, una de sus portavoces ha confirmado a Efeagro que aún no se ha paralizado la producción por los problemas de envíos a la Península, que aumentaron durante la semana pasada y que se tradujo en el bloqueo en puerto de un volumen en torno a dos millones de kilos.