Nacional

El Congreso insta al Gobierno a proteger la producción hortofrutícola española

La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados ha aprobado una proposición no de ley del Grupo Socialista que insta al Gobierno a proteger las frutas y hortalizas producidas en el país controlando las importaciones que se realizan de orígenes extracomunitarios.

natural-tropic

La iniciativa ha salido adelante con 20 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones.

La PNL del Grupo Socialista expone en su texto que estas importaciones «suponen un problema para el sector agroalimentario español» a causa de la competencia desleal que ocasionan a los productores y porque se trata de productos que no cumplen con la legislación comunitaria sobre el uso de fitosanitarios.

Esto supone un riesgo potencial para la salud de los consumidores y para la sostenibilidad ambiental, añade la exposición de motivos de la PNL.

Además, este grupo parlamentario considera que las importaciones tienen un impacto negativo en el consumo local y de proximidad.

Ha defendido la propuesta la diputada socialista Josefa Andrés Barea, quien ha expresado que esta PNL busca «contribuir a una mejora de la sanidad vegetal».

La socialista ha destacado que los cítricos, la fruta y la verdura forman parte de un sector agroalimentario que aportó en 2020 casi 100.000 millones de euros, el 9,7 % del valor añadido bruto, y generó 2.270.000 empleos.

Para proteger estos productos, el Congreso ha instado al Gobierno a que controle que las importaciones de frutas y hortalizas cumplan con las prescripciones técnicas, fitosanitarias, sanitarias y aduaneras exigidas por las normativas nacional y comunitaria.

Asimismo, ha solicitado que, en colaboración con todas las administraciones implicadas, el Ejecutivo inspeccione que las frutas y hortalizas procedentes de terceros no sean reetiquetadas para evitar así fraudes a los consumidores.

El Grupo Parlamentario de Unidas Podemos ha votado a favor, ya que, según ha expresado la diputada Laura López Domínguez, ellos están «comprometidos con una alimentación saludable y justa con el productor y los consumidores».

También ha apoyado la PNL Ciudadanos, aunque el diputado Guillermo Díaz ha expresado que se trata de una propuesta «muy pequeña, bien intencionada, pero muy pequeña».

Han tomado la palabra los Grupos Parlamentarios Popular, en voz del diputado Juan José Matarí, y Vox, mediante la diputada Mercedes Jara, para expresar su desacuerdo con esta PNL.

Los populares votado han comentado que lo que hay que hacer es exigir «clausulas espejo» cuando se comercializa con países extracomunitarios, para exigirles los mismos requisitos que tienen que cumplir los productores españoles y comunitarios.

En tanto, la representante de Vox ha pedido, entre otros aspectos, que se exija a la Unión Europea que realice un control sanitario de los productos en las fronteras.