banner-huercasa
Nacional

El 21 % de los españoles prioriza el consumo de vegetales aunque come carne

El 75 % de los españoles afirma haber modificado sus hábitos de consumo por el bien del planeta los últimos años y un 21 % se declara 'flexitariano', una forma flexible de vegetarismo que no conlleva el abandono total de la carne.

Los datos se incluyen en el VIII Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilo de Vida que se ha presentado este miércoles, elaborado sobre mil encuestas y que refleja asimismo que el 14 % de los encuestados no ha cambiado estos hábitos y un 11 % lo ha hecho, pero por motivos que no tienen que ver con el medioambiente.

Siete de cada diez españoles afirma que acude al supermercado con sus propios envases, como una bolsa de tela o reutilizable, y más de la mitad de la población prioriza la compra de productos que van envasados en plásticos reciclados frente a los de un solo uso.

Los impulsores del estudio también se han encontrado con una gran evolución de las alternativas vegetales a la carne, como las elaboradas con legumbres, y han destacado que cada vez son más los españoles que se declaran ‘flexitarianos‘, una forma flexible de vegetarianismo que implica que en determinados momentos sí que se puedan consumir platos que contengan carne, aunque se eliminen de manera preferente de la dieta.

Un 21 % de los españoles se declaran ‘flexitarianos’ según este informe, un cambio que se debe tanto a cuestiones nutricionales o de salud como a la preocupación con el cambio climático.

Pedro Ruiz, especialista en sostenibilidad de Nestlé, ha apuntado que la industria cárnica es una de las más contaminantes y de las que más recursos como el agua consume.

No quiere decir que tenemos que eliminar de nuestra dieta los cárnicos y los lácteos, pero nos tenemos que preocupar de que su producción sea sostenible“, ha señalado Ruiz, una semana después de las críticas que suscitaron las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, de que era necesario reducir el consumo de carne por el bien del planeta y de nuestra salud.

Un 40 % de los hogares españoles ya han incorporado alternativas a la carne, un porcentaje que asciende al 50 % cuando hablamos de alternativas a los lácteos.

La preocupación de los españoles por el medio ambiente va en aumento y seis de cada diez se muestran predispuestos a incluir estas alternativas en su alimentación por el bien del planeta, incluso un 19 % incluiría los insectos en su dieta si eso implica una mayor sostenibilidad y un beneficio climático.

El precio de los productos más respetuosos con el medio ambiente suele ser superior al de otros, tanto es así que un 70 % de los encuestados reconocen que el precio es el principal freno o barrera para incluir estos productos sostenibles en la cesta de la compra.