KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Nacional

De populismo fiscal a medida estrella para abrir 2023

Buena acogida por parte de los sectores agrarios y empresariales del descenso del IVA al 0 por ciento de productos básicos como las frutas y hortalizas.

La ministra de Hacienda y Funciones Públicas, la andaluza María José Montero, criticaba en la primavera de 2022 las medidas tomadas por el Gobierno de Países Bajos de bajar al 0 por ciento el precio de ciertos alimentos básicos.

La ministra lo llamaba «populismo fiscal». Ahora su Gobierno tomó la decisión de bajar ayer al 0 por ciento el IVA de ciertos productos alimenticios básicos como las frutas y hortalizas.

Buena acogida

Los sectores que conforman la cadena agroalimentaria han acogido con satisfacción las ayudas anunciadas este martes por el Gobierno de rebajar e incluso suprimir el IVA de algunos alimentos, pero han criticado que estas medidas no se apliquen también a productos como la carne y el pescado.

El real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros prevé la supresión del IVA en los alimentos de primera necesidad, que actualmente es del 4 %, y una rebaja del IVA del actual 10 % hasta el 5 % para los aceites y las pastas.

La supresión temporal del IVA, que entrará en vigor el 1 de enero y se extenderá durante seis meses, afecta a alimentos de primera necesidad como el pan, las harinas panificables, la leche, el queso, los huevos, las frutas, las verduras, las hortalizas, las legumbres, las patatas y los cereales.

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han calificado las rebajas del IVA como positivas porque harán que los productos sean más accesibles para las personas, sobre todo para las más vulnerables, y beneficiará consumo.

Desde la federación hortofrutícola Fepex, su director, José María Pozancos, ha calificado como «muy positivo» que durante seis meses se elimine el IVA de las frutas, las verduras y las hortalizas porque considera que se trata de una medida que facilitará el acceso a estos productos, con un consumo en caída libre.

El consumo de frutas y hortalizas descenderá su demanda en torno al 13 por ciento al finalizar 2022.