banner-huercasa
Industria auxiliar

Cítricos, fresas y lechuga mejoran frente al estrés térmico gracias a Phylgreen

Los ensayos en cítricos se han realizado en una finca de Murcia, junto a Ideagro; el CSIC y Eurofins ha participado en los ensayos en fresas realizados en Huelva; Tradecorp ha elegido Granada para probar el efecto de Phylgreen de la mano de Innoplant en el cultivo de lechuga.

El efecto de bioestimulantes como Phylgreen en los cultivos favorecen la retención de frutos gracias a la fortaleza que ofrecen a las plantas para enfrentarse a diferentes tipos de estrés, especialmente el térmico.

Para llegar a esta conclusión, Tradecorp ha trabajado de manera paralela con el departamento de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Milán y ha realizado ensayos en campo -Murcia, Huelva y Granada-, de la mano de instituciones tecnológicas como Ideagro, CSIC, Eurofins e Innoplant.

Ensayos en cítricos

Tradecorp, junto a Ideagro, ha analizado el efecto del estrés térmico en los cítricos a través de ensayos realizados en una plantación de Murcia y con temperaturas elevadas. En los ensayos se ha confirmado que la aplicación de Phylgreen fortalece a la planta y, en vez de rechazar los frutos para sobrevivir ante el estrés que provoca el calor, esta los mantiene y permite mantener la cosecha.

Cultivo de la fresa

Los meses de mayor producción de la fresa son los de mayores temperaturas en Huelva, provincia donde Tradecorp ha realizado los ensayos, de la mano de Eurofins y el CSIC. Esta última institución ha sido la encargada de realizar las determinaciones analíticas relacionadas con la calidad de la producción. Con temperaturas medias entre 25 y 30 grados, y a través de 11 cosechas, tanto los técnicos de Tradecorp, como los investigadores de Eurofins han confirmado la resistencia que opone la fresa a este estrés térmico cuando ha sido tratada con bioestimulantes como Phylgreen.

Los resultados arrojados han confirmado que las plantas pueden, incluso, ganar hasta 45 gramos por unidad. Si en una hectárea de cultivo de fresa hay una media de 70,000 plantas, el resultado es que se obtienen hasta 3.000 kilogramos más por hectárea, incluso en condiciones adversas de estrés térmico.

En el caso de la fresa, también se ha estudiado el efecto que el bioestimulante causa en sus características nutracéuticas. En este sentido, tal y como ha confirmado David García, responsable de Marketing de Tradecorp en Levante y Valle del Ebro, “los resultados confirman que, al tratar con Phylgreen el cultivo de las fresa,  este mejora sus características nutraceúticas: más azúcares naturales, un incremento del 15% de los antioxidantes en tejidos, mayor cantidad de pigmentación y aumento de la vitamina C”.

Lechuga en Granada:

El último de los ensayos realizados por Tradecorp y en este caso, junto a Innoplant, ha sido en la provincia de Granada durante los meses de junio y julio y con temperaturas medias entre 36 y 38 grados. David García reconoce que antes de comenzar los ensayos en lechuga ya se detectó que el 10% de la plantación había sufrido destrío por asolanado. Además, la explotación de lechugas elegida se encontraba orientada hacia el sureste. El propio García reconoce “que, en este caso, hemos llevado al máximo el concepto de estrés térmico al cultivo de la lechuga”

Aún así, la aplicación de Phylgreen ha confirmado que aumenta la biomasa en cada unidad, que hay más hoja, menos tallo y mayor peso en seco, y se incrementa el diámetro de la cabeza de cada lechuga.

David García ha insistido durante su intervención en que “el principal activo de Phylgreen es que fortalece la planta hasta el punto, que ante una situación de estrés donde lo normal sería que desechara los frutos para sobrevivir, la planta no solo los retiene, sino que está suficientemente preparada para aún sacar más peso, más rendimiento y mayores características nutraceúticas”.