banner-huercasa
Latinoamérica

Calidad, clave del crecimiento de los mangos de norte de Sinaloa

La producción de mangos en el norte de Sinaloa (México) se caracteriza por abanderar tres parámetros como son la calidad, inocuidad y la unidad del sector, que han contribuido decisivamente en el crecimiento de este cultivo en esta región mexicana.

Para comprender mejor el cultivo en el norte de Sinaloa, nos aporta su conocimiento y experiencia el Licenciado Daniel Ibarra Lugo, presidente de la Asociación de Productores Exportadores de Mango de la zona libre de la mosca de la fruta en el Norte de Sinaloa.

Campaña Mangos Zona Norte de Sinaloa

En relación a la campaña de esta temporada, nuestro entrevistado comenta que “la campaña de la zona norte de Sinaloa va a comenzar en un par de semanas. Empezamos con las variedades tempranas que son Ataulfos y son Tommys. Tenemos buenas expectativas en la producción.

El año pasado no nos fue muy bien en el tema de la comercialización por la cuestión de los tamaños que tuvimos, ya que nuestra zona es la última zona de México y es subtropical, y no tropical, siendo el mango una producción tropical, aquí la forzamos a producir y no nos produce tamaños tan grandes en estas variedades indicadas anteriormente. Sin embargo, en las otras variedades tardías como son Kent y Keitt nos dan calibres muy grandes

“Volviendo al tema de la campaña en la zona norte, la vemos positiva y un buen desarrollo de la fruta, creemos que vamos a tener este año unos calibres un poco más grandes que el pasado año, y como la gran mayoría de los huertos de aquí son de riego, y eso nos ayuda a que la fruta crezca. En estos momentos, estamos muy conscientes de la situación de las otras zonas productoras del país, que ha sido un año muy seco, y en nuestra zona también ha sido seco, pero como son zonas de riego la fruta se ha regado en su mayoría, aunque no todos pudieron regar, pero esperamos un buen desarrollo”, añade el Licenciado Daniel Ibarra.

En relación al crecimiento del mango en el norte de Sinaloa, el líder de esta asociación apunta que “tenemos una superficie plantada de 8.000 hectáreas. En producción tenemos aproximadamente 5.000 hectáreas. De hecho, hemos estado creciendo muchísimo. En los últimos seis años hemos estado creciendo a un ritmo grande, ya que había 4.000 hectáreas y ahora tenemos 8.000 hectáreas”.

Además, añade también que “en nuestra zona no hay ningún procesador de frutas, y a diferencia de otras zonas productoras cuando empieza a madurar el mercado empiezan a haber otros nichos de oportunidad, los cuales todavía no se han dado en esta zona. En mi opinión, por mi conocimiento y el historial de las otras zonas, va a llegar un momento que la fruta va a tener un valor económico para que sea la materia prima para procesadores, y de esta manera comiencen otro tipo de negocios en esta zona”.

Retos y Desafíos

En cuanto a los retos y desafíos, nuestro entrevistado comenta que “uno de los desafíos que tenemos en esta zona, que comenté anteriormente, es que como somos una zona subtropical no hay lluvias, pues las precipitaciones vienen de la sierra de otras zonas, y el agua se trae canalizada. Si no hay agua este verano por así decirlo, y no se llegan las presas, se corre un gran riesgo para todos los productores de la zona, ya que no hay sistemas de riego óptimos, todo es riego de gravedad. Si no tuviéramos agua, están en riesgo las mismas plantaciones que ya tenemos”.

“Muchas personas no han querido tecnificarse en los sistemas de riego, y aunque sí se han puesto no han tenido los óptimos desempeños, y esa es la razón, por lo que muchos los han puesto y los han retirado. Creo en lo personal, que esto se ha producido porque no se pusieron los sistemas de riegos adecuados, y tuvo un mal sabor de boca, y bajos rendimientos en campo”, destaca el Licenciado Daniel Ibarra.

Comercialización

En el capítulo comercializador, este experto en el mundo del mango apunta que “nuestra producción en su mayoría va destinada al mercado de Estados Unidos, así como Canadá. Hay envíos a Europa y Asia, pero es muy poco lo que se envía, y además estamos limitados por la vía marítima. Casi todos los envío son aéreos, y son de poco volumen.

Los envíos marítimos en esta zona tardan muchísimo en llegar a su destino, pues estamos muy al norte del país, tardamos mucho en llegar a los puertos que tienen mayor eficiencia y menor tiempo de tránsito, y esto hace que llegar a Europa vía marítima tarde como unos veinticinco días, y eso es muchísimo tiempo para la fruta”.

“Desde hace cuatro o cinco años ha estado creciendo el envío aéreo como otra opción, de hecho estamos muy cerca de un puerto, que es el puerto de Topolobampo, al que no se le ha sacado el provecho adecuado. De hecho para enviar a Japón se hace dese Long Beach, es decir vía terrestre de desde nuestra zona hasta California, y desde allí vía marítima. Y aunque estamos pegados literalmente a un puerto y los días de tránsito no son los óptimos, y además no hay otros productos perecederos al mismo tiempo que los nuestros, para que valga la pena tener una línea que haga el trabajo, pues no va a querer por muy pocos contenedores.

El reto logístico nos complica la búsqueda de nuevos mercados tanto en Europa como en Asia”, apunta el Licenciado Daniel Ibarra.

Efectos de la pandemia del COVID 19

Ya abordando los efectos del COVID 19, el máximo responsable de esta Asociación comenta que “la verdad que el año pasado fue un año de mucha incertidumbre y tuvimos bastante temor que los empaques fueran detenidos por algún tipo de contagio colectivo, afortunadamente no sucedió así, todas las personas estuvieron cuidándose y cumpliendo con los protocolos, lo que nos ayudó a terminar la cosecha en buen tiempo y con el personal adecuado. Y respecto a este año, estamos más confiados que no tendremos ningún problema”.

Nuevas estrategias comerciales del mango en los nuevos tiempos POST COVID

Analizando la rentabilidad de los mangos en esta parte de México, nuestro entrevistado indica que” en nuestra zona tenemos unas ventajas y esa es la razón por la que han estado creciendo nuestras producciones de mangos. Una de éstas es que no tenemos hidrotérmico y eso quita mucho tiempo en producción, además estamos más cerca de frontera que las otras zonas productoras del país, y la verdad es que con el riego que tenemos en nuestra zona, tienen mayor producción las huertas y eso ha hecho que crezca nuestra zona, y sea rentable de forma natural”.

“Creemos que la zona va a seguir creciendo, no hay una estrategia en sí, la verdad es que tenemos las estrategias naturales del comercio con las que hemos estado creciendo, pero ya estaban antes del COVID. Y respecto a esta pandemia, lo que hemos estado haciendo es tomando las precauciones adecuadas para no tener ningún problema. En la cuestión de la comercialización, se ha visto muy positivo, respecto a otros cultivos, la cuestión del consumo de mango sobre todo en Estados Unidos, pues ha subido mucho su consumo, y ha sido de las frutas que le ha ido bien en el COVID, por sus valores nutricionales, por la promoción como fruta sana, gracias a labor esplendida de la National Mango Board”, apunta el Licenciado Daniel Ibarra.

Objetivos a corto y medio plazo

En el apartado de objetivos de su asociación, el Licenciado Daniel Ibarra apunta que “los proyectos que tenemos como Asociación es, más que todo, cuidar bien la zona sobre todo de las plagas cuarentenarias, esa es nuestra labor más importante y de la que estamos más pendiente. Lo segundo es la comunicación que tenemos con nuestros agremiados, y en la cuestión de comercialización no tenemos ninguna inquietud pues no es la función de nuestra entidad. Nuestra función no es la comercialización sino la comunicación, y como organización somos el medio de comunicación con las entidades gubernamentales, entes privados, institucionales, entidades de otros países, etcétera”.

Fortalezas y Debilidades del mango en el Norte de Sinaloa

En lo que respecta a fortalezas y debilidades, nuestro entrevistado comenta que “desde mi punto de vista personal, creo que la mayor fortaleza es que los empacadores son también productores, es decir dueños de sus huertas. A diferencia de otras zonas productoras, que hay productores por un lado y por otro empacadores, aunque también hay caso que son los dos. Esto hace que los mismos empacadores tengan muchísimo cuidado en sus huertos, y tengan un mejor cuidado que en otras zonas productoras, porque les interesa su comercialización y saben las inquietudes del mercado como tener un fruto de muy buena calidad, es importante para el productor y también para el empacador. Esto es una gran fortaleza para nuestro sector”.

“Respecto a debilidades, yo diría que podría ser confiarse en el mercado y no buscar nuevas alternativas comerciales. Creo que esto es para la mayoría de los productores de México, que estamos muy confiados en el vecino, es decir en Estados Unidos como nuestro principal mercado, y no hemos desarrollado otros mercados como deberíamos o al menos como otros países como por ejemplo Perú, que tiene bien diversificado su mercado, y esto es algo que deberíamos también hacer nosotros”, destaca este conocedor del sector de los mangos.

Sector unido

También, destaca fundamentalmente que “la verdad es que los productores en sí somos muy unidos, pues como nuestra asociación no tiene fines comerciales sino de bien común, y eso ayuda bastante a nuestro colectivo”.

Sello de Calidad Autóctono

Al mismo tiempo, subraya también que “hemos estado buscando una denominación de origen, y no le hemos dado el tiempo que deberíamos y tampoco ha ayudado porque la pandemia las instituciones han estado cerradas, pero estamos buscando algo así en particular que ayude a los productores a diferenciarse y no a lastimar a los productores de otras zonas, más que nada para tener una diferenciación. Tenemos un mango de alta calidad, que en el cien por ciento me atrevo a decir que no tiene tratamiento hidrotérmico y tiene más vida anaquel por lo mismo, tiene cuidado fitosanitarios, y está muy cuidado por los empacadores, y tenemos un mango más rentable para cualquier distribuidor”.

“La variedad que aquí podría ser diferente a otras sería el Keitt, que es tardía, y como no tiene restricciones de tamaño, es una variedad que puede exportarse de un calibre más grande que otras zonas. Aquí se usan calibres tres, cuatro y cinco, y en otras zonas productoras utilizan hasta el seis, por que cuanto más grande tiene que cocerse más en hidrotérmico. Nuestra zona tiene unos grandes muy grandes respecto a otras zonas y esa es la particularidad de nuestra zona”, comenta el Licenciado Daniel Ibarra.

Mangos Orgánicos

En su repaso al sector de los mangos, también analiza que “la producción de mangos orgánicos ha estado detenida, la verdad es que hay pocos productores de mangos orgánicos en nuestra zona. Uno de nuestros factores limitantes es que el mercado ha estado un poco estancado, y como no hay procesadores en la zona tampoco lo han buscado, y además un limitante es que en esta zona no puede traer mangos de otras zonas para empacar aquí, como es el caso de otras zonas productoras de México. Es decir, solamente se empaca lo que se produce aquí, a diferencia de otras zonas, como por ejemplo el sur de Sinaloa, que puede traer mangos de cualquier parte del país y empacarlos allí, claro después de un tratamiento hidrotérmico los exporta, pero estamos limitados en nuestra zona y solamente trabajamos nuestra propia producción”.

Fresh Cut y Mango Congelado

En lo concerniente al sector del “Fresh-Cut” y mango congelado, apunta que “en Estados Unidos, hay mucho procesado como el “Fresh- Cut” que ha ido creciendo, pero ahorita por la pandemia en el último ciclo no estuvo tan bien, ya que se enfoca a las personas que trabajan y muchos estuvieron trabajando desde casa y, por eso, bajó un poco. El consumo de mango congelado ha tenido bastante crecimiento y eso ha ayudado bastante”.

Diversificación de Mercados

Con respecto a la diversificación de mercados, nuestro entrevistado señala que “hasta que no tengamos una mejor logística no podremos tener un crecimiento en cuanto a nuevos mercados. Nuestros mercados naturales, y estratégicamente donde estamos, son Estados Unidos y Canadá, y nos gustaría apostar por nuevos mercados de exportación, aunque son pocas las personas que les gusta aventurarse, y si tienen mala experiencia o un sabor de boca, no lo van a hacer”.

Mercado de Canadá

En relación con el mercado de Canadá, el Licenciado Daniel Ibarra destaca que “tiene una importancia de un cinco a un ocho por ciento en lo que a consumo. Es un mercado muy importante para nosotros, lo único es que a veces no tienes los mismos importadores que son los que distribuyen el producto allí. Los lazos y reglas comerciales no son las mismas que tiene Estados Unidos con México, que Canadá con México. Hay mayor protección cuando haces un envío en EE.UU., y tienes un rechazo por ejemplo de calidad tienes más opciones para acomodar que en Canadá, que es muy estricto y si no llegas a la calidad adecuada, corres el riesgo de que tu producto no se venda. Tienes ese riesgo comercial. Estados Unidos representa un noventa por ciento para nuestros mangos y un dos por ciento es aéreo”.

Futuro del mango del norte de Sinaloa

Analizando el futuro, el titular de los mangos del norte de Sinaloa apunta que “tenemos que tener alternativas en temas de procesos. En el tema de fruta procesada, debemos tenerlo en cuenta y que la materia prima se pague adecuadamente. El procesado nos ayudaría mucho a que no hubiese un problema de comercialización en un futuro. No hay ninguna procesadora, pues las mismas tampoco pueden traer frutas de otras zonas, por lo que estamos limitados solamente a que estas empresas solamente compren la fruta de nuestra zona”.

“Conforme haya mayor oferta de producto y va creciendo la producción, deben de estar más procesadoras. El productor debe pensar en transformar la materia prima, ya sea congelado, deshidratado, etcétera”, puntualiza el Licenciado Daniel Ibarra.

“Definitivamente, creo que, en 9 años, es decir en 2030, vamos a tener el doble de producción que tenemos ahora, va a ir creciendo más rápida esta zona que las otras zonas productoras del país”, comenta este conocedor de la industria del mango.

Además, añade que “la comercialización de la fruta de alta calidad está en nuestra zona unida a nuestros exhaustivos estándares de calidad, con una excelente inocuidad, y como los productores y empacadores son los mismos, saben perfectamente de las necesidades inocuidad que necesitan, y ayuda bastante a que tanto huertos y empaques estén certificados en inocuidad. Tenemos el mayor porcentaje de huertos certificados en inocuidad respecto al resto de país. Cuidamos los protocolos de calidad de una manera ejemplar. Tenemos un noventa por ciento de nuestros huertos con certificado de inocuidad y los empaques un cien por ciento. En temas de Responsabilidad Social, tenemos un setenta por ciento de los empaques certificados. Por tanto, son unos datos muy halagadores y buenos, comparados con otras zonas del país, y también con otros países”.

Labor de National Mango Board

También resalta de manera muy positiva que “el consumo de mango ha ido creciendo cada vez a más en Estados Unidos, gracias a la labor de National Mango Board, por lo que su labor es muy positiva y ha hecho un gran trabajo para impulsar el consumo. Es una super fruta de moda que tiene muchos beneficios para la salud”.

Texto elaborado por Francisco Seva, periodista agroalimentario.