banner-huercasa
Hortalizas y verduras

Baleares pide al Reino Unido que el Brexit no afecte a la exportación de patata

Baleares ha pedido al Reino Unido que el Brexit no afecte a la exportación de la patata mallorquina, ha informado la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La titular de este departamento, Mae de Concha, ha remitido una carta al ministro de Agricultura del Reino Unido, George Eustice, en la que le solicita que “mantenga las condiciones” para la exportación de la patata mallorquina “tal como hasta ahora”.

A raíz del Brexit, la patata ha sido clasificada como producto de “alta prioridad” y, para su importación, se exige un certificado fitosanitario, certificación documental, control de identidad y una notificación previa del importador para exportarla, ha señalado la conselleria en un comunicado.

Esto supone declarar que la patata no está afectada por la “Globodera gehrens” ni por la “globodera Rostochiensis”, dos especies de nematodos que se hallan de manera inherente en la tierra de Mallorca.

Sin embargo, las parcelas donde se produce la patata en la isla siguen todos los protocolos que el Reino Unido da por buenos y, por lo tanto, se podría certificar la calidad de estas patatas.

En opinión de la Concha, la postura de la conselleria es de “sentido común” y, por lo tanto, la relación entre el Reino Unido y Baleares “no tiene por qué cambiar”.

El Govern balear continúa haciendo “todo lo que esté en nuestra mano” para conseguir un acuerdo con el Reino Unido que permita continuar exportando la patata como hasta ahora, y mantener así el volumen de negocio de un sector tan importante para la agricultura de Mallorca y para tantas personas que viven de él.

En este sentido, el director general de Agricultura, Biel Torrens, ha explicado que la patata de Mallorca representa un 70 % del total de la patata que se exporta de España al Reino Unido.

Son unas 5.000 toneladas de patata “baby” que salen de Mallorca cada año entre marzo y junio rumbo el Reino Unido, un volumen de negocio de 6 millones de euros que da trabajo a un centenar de productores.

La conselleria recuerda que desde 1927 los consumidores del Reino Unido han disfrutado de patatas mallorquinas en un momento del año en que los cultivos de nueva temporada no están disponibles en su país.