banner-huercasa
Nacional

Agricultores de CyL reclaman más ayudas para impulsar la producción ecológica

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha vinculado hoy el bajo nivel de producción ecológica de la Comunidad, en torno al dos por ciento del total nacional, al poco interés de la Junta en promocionarlo y al escaso apoyo económico que los productores reciben.

“Desde UCCL siempre hemos apostado por la venta de productos ecológicos en proximidad y no por exportación”, ha afirmado el presidente de UCCL Valladolid, Ignacio Arias, en rueda de prensa, quien ha criticado los excesos con los que a su juicio la Junta “vende cada ayuda, aunque estas sean escasísimas”.

Según datos del Ministerio de Agricultura de 2017, solo 42.659 hectáreas de las casi dos millones que se cultivan en España con productos ecológicas corresponden a Castilla y León, que está, según Arias, proporcionalmente a la cola nacional, a pesar de su gran extensión.

Aprovechando la subida en la producción y consumo de este tipo de productos que, según sus datos, es del sesenta por ciento en los últimos años, UCCL Valladolid ha puesto en marcha la undécima edición de su Mercado Ecológico, que organiza junto al Ayuntamiento de la ciudad, la Diputación provincial y el Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León (CAECyL).

El mercado, que se situará en Plaza España de Valladolid, se abrirá el 26 de agosto a las 10:00 horas y finalizará a las 15:00 horas, y en él habrá quince puestos y varios expositores, entre los que se incluye el primero de la propia UCCL, cuyo fin será la promoción de los productos ecológicos.

Todos sus productos proceden de Castilla y León, principalmente de las provincias de Valladolid, Soria y Zamora, y abundarán las frutas, verduras, semillas, productos lácticos o cosméticos, según Arias.

El presidente de UCCL Valladolid ha criticado la disminución de las ayudas aludiendo a que la ecológica se trata de una agricultura “muy tecnificada” y necesita apoyo público, al menos los primeros ocho o diez años, para ser rentable y poder afrontar la reconversión.

“El consumidor y la gran superficie deben entender que, en lo ecológico, es difícil consumir cualquier producto durante cualquier temporada ya que no tiene sentido desplazar los productos mil kilómetros”, ha argumentado Arias, quien ha defendido que la producción ecológica debe mantener “todo su sentido” hasta que llega al consumidor.

Para ello, los seguimientos que estos productos reciben por parte de instituciones como el CAECyL son “exhaustivos y estrictos” y su sello garantiza su inspección.

A pesar de todo, Arias ha destacado que España lidera el sector ecológico en Europa y ocupa el quinto puesto a nivel mundial, debido a sus casi dos millones de hectáreas, 34.000 productores y 3.500 elaboradores.