sakata-magia
Nacional

La judía revitaliza su consumo durante el verano

0 false 21 18 pt 18 pt 0 0 false false false /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:»Tabla normal»; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:»»; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:»Times New Roman»; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:»Times New Roman»; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} El verano es el periodo donde tradicionalmente el consumo de judía siempre ha alcanzado sus cotas más altas y lo sigue siendo pese a que los consumos también se han visto deteriorados. 

Durante 2017 julio fue el único mes donde el consumo en los hogares españoles superó las 9.000 toneladas con junio y agosto por encima de las 8.000 toneladas.

La coyuntura favorable de la judía durante los meses de verano ha favorecido sobremanera a las plantaciones de Zafarraya (Granada), ya que la superficie plantada se ha elevado sobremanera en los últimos años y la judía ha pasado a ser la segunda referencia más importante de la empresa Hortoventas al sumar 8.000 toneladas durante la campaña pasada, y la tercera de Llano Fresh Trade.

Este incremento de la oferta en Zafarraya durante los meses de verano ha parado la entrada de judía procedente de Marruecos durante julio y agosto. En los últimos años, la entrada de judía importada de Marruecos a España se encuentra totalmente estancada en el entorno de las 110.000 toneladas, con fuertes presiones a la baja durante los meses de verano, sobre todo agosto. Efecto Zafarraya.

El incremento de la oferta de judía en Zafarraya se debe “al aumento de productores procedentes de Marruecos en el Valle”, señala Jesús Palma, gerente de Hortoventas. Esta empresa ha pasado de tener 1.000 toneladas hace ocho ejercicios a sumar 8.000 toneladas y “con interés por parte de los proveedores marroquíes de querer elevar la oferta”, apunta Palma. No obstante, y a pesar de los intereses de los productores de origen marroquí asentados en Zafarraya, no hay previsiones de incrementos.

Más información en el número 417 de la revista F&H.