banner-huercasa
Nacional

AECOC y el Ministerio de Fomento firman un plan para impulsar el transporte ferroviario de mercancías

La Ministra de Fomento, Ana Pastor, y el Director General de AECOC (Asociación de Empresas del Gran Consumo), José Mª Bonmatí, han firmado un acuerdo de colaboración destinado a incrementar el uso de este modo de transporte entre las empresas del gran consumo.

El objetivo fundamental de la iniciativa es poner en marcha un “Plan sectorial de Transporte Intermodal” para el sector que permita maximizar la eficiencia de las cadenas logísticas, mejorar la sostenibilidad del transporte y, sobre todo, potenciar la competitividad de las empresas del gran consumo.

Y es que, en nuestro país tan sólo el 2,4 por ciento del total de mercancías transportadas se mueve por ferrocarril, frente al 17 por ciento de media europea o el 22 por ciento en Alemania.

Una realidad que, en opinión de AECOC, constituye un lastre para la mejora competitiva de nuestras compañías.

Por ello, la Asociación, que reúne a más de 25.000 empresas del gran consumo que en su conjunto suponen el 20 por ciento del PIB nacional, trabajará, mano a mano con el Ministerio de Fomento, en el diseño de un plan que permita incrementar la utilización del ferrocarril en el sector que mueve mayor volumen de mercancías.

En opinión de AECOC para que el transporte intermodal (carretera-ferrocarril) pueda ganar cuota de mercado es necesario trabajar en tres ejes principales: mejorar los costes, para hacer viables y competitivos corredores que actualmente no lo son; configurar una oferta con un nivel de servicio adecuado en términos de fiabilidad, frecuencia, cumplimiento horarios y aglutinar la demanda entre empresas, ya que en el sector de gran consumo hay muy pocas compañías con un volumen de carga suficiente para construir una demanda que permita contar con una oferta competitiva y estable.

Por ello, es imprescindible poder articular una demanda con la masa crítica suficiente. El Plan Sectorial de Transporte Intermodal identificará y priorizará las medidas, tanto relacionadas con las estructuras ferroviarias como con las fórmulas de gestión logística que sean convenientes para potenciar la presencia del ferrocarril en el transporte de mercancías de gran consumo.