KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Nacional

5.000 regantes de todo el sureste español ayer en Madrid

Empresas, asociaciones, colectivos, clase política. Casi nadie quiso faltar ayer de nuevo a la defensa del Trasvase Tajo Segura.

La movilización fue de nivel porque el ramal de autobuses fletado por el Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo Segura desde diferentes localidades de Murcia, más los autobuses fletados por diferentes Comunidades de Riegos como la de Lorca, Pulpí, Hellín, … y los autobuses fletados por algunas empresas particulares provocaron la presencia de unas 5.000 personas enfrente del Ministerio de Transición Ecológica.

Con un tractor tirando de una bañera de purines con el lema ‘En el levante, sin agua, desierto y paro’, se mostraba amenazante el sector agrario del sureste español. Todo quedó en lo estético.

Ayer se decidió no mostrar los tractores que mueven la agricultura en el sureste español y dar paso a las personas.

Porque en el evento de ayer, además de productores, empresarios, clase politica, profesionales, entre otros, había trabajadores, aquellos que el presidente del Sindicato Central de Regantes del Tajo Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, recordó en su discurso cuando se refirió a «aquellos que han venido de otras zonas y han hecho familia aquí entre nosotros».

5.000 personas reivindicativos y sin ánimo de bronca. En ningún momento los efectivos de los Cuerpos del Estado tuvieron que actuar y fueron meros testigos del grado de compromiso y reivindicación en defensa de la mayor obra hidráulica realizada en España y bien explotada e invertida.

La vuelta

La concentración se desconvocó sobre las 14 horas. Había que volver tras «10 horas de autobús ida y vuelta, porque mañana hay que volver a lo que sabemos hacer y lo que saben hacer los productores y los que no han podido movilizarse hoy. Producir frutas y hortalizas para alimentar a Europa», recordó Fernando Gómez, director gerente de Proexport.